¿Somos socialmente responsables?

0

Gustavo_Munoz_SinisterraPor Gustavo Muñoz Sinisterra*
Twitter: @grupomultisec

Por Invitación del Ministerio de Cultura, asistimos esta semana 28 empresarios del Grupo Multisectorial a la Escuela de Música de Desepaz, ubicado en la comuna 21 de Cali, Distrito de Aguablanca. No nos imaginábamos el gran impacto positivo y la sensibilidad social que íbamos a vivir.

El Ministerio de Cultura, con un aporte del 70 %, y el municipio de Cali, con un aporte del 30 %, construyeron esta institución educativa que alberga a unos 300 estudiantes en dos jornadas escolares, y se constituyó en la sede de la escuela de música coordinada y dirigida por Proartes.

Fuimos invitados con el propósito de que el sector privado conociera la labor social que se adelanta en extrajornada con los niños de esta institución y el involucramiento de algunos padres de familia.

Con un presupuesto anual, que promedia los $2 millones por niño, podríamos cubrir entre varios empresarios el sostenimiento de algunos de estos niños.  Esto genera un efecto exponencial en la formación de seres valiosos para la sociedad, fortaleciendo integralmente sus valores, sus aptitudes y el núcleo familiar, para así construir y tener una mejor sociedad y no la sociedad del miedo que tenemos ahora.

Lo que presenciamos de esos niños, cantando y tocando instrumentos como una verdadera sinfónica, ha tomado años de preparación, pero ante todo de ganas y esfuerzo.

Después de toda esta emoción, llegó la realidad del entorno y vimos cómo un proyecto de este tipo ya no cuenta con recursos para sostenerse, ya que el Municipio de los $2,2 billones de pesos, prefiere invertir en cámaras de seguridad, en motos para la Policía, en equipamientos, en armas y en burocracia, entre otros, y destinar la cantidad ínfima de $47 millones a la formación de estos niños, para lo cual el presupuesto es de $2 millones por niño, es decir, unos $500 millones para unos 250 niños.

La oferta solo alcanza en estos momentos para mantener en el programa a los niños de este colegio, dejando por fuera 12.000 niños que viven en la comuna 21. Por otra parte, también es increíble conocer que la inversión del Gobierno en formación académica en colegios oficiales por estudiante es de $600.000 al año; con esta gran diferencia, nos preguntamos qué calidad de educación recibe un niño en una institución pública invirtiendo solo el 25 % del valor de una educación de calidad, y qué calidad de profesores, programas, instalaciones y recursos se pueden tener con esta inversión.

Allí surge, la pregunta que más de uno se ha hecho: ¿esta es la calidad de la nueva generación que tendremos en 20 años?

Para satisfacer la demanda de educación de la ciudad, se necesitan 11 colegios más del tipo Ciudadela Compartir, que suman una inversión de alrededor de $7 billones. Es una inversión mínima cuando sabemos que el estado se gasta en armas y en equipamiento para la guerra anualmente una cantidad aproximada de $26 billones, o cuando el 4 x 1.000 que pagamos de este impuesto, que se volvió permanente, asciende a $12 billones, o la sobretasa a la gasolina, que es un impuesto adicional a los combustibles donde nunca vemos en qué se invierten.

Si los empresarios tomamos la cultura de donar parte del impuesto de renta, y que se nos garantice la inversión en educación de la población más necesitada, que es el mayor porcentaje en nuestro país y en el mundo (porque recordemos que el 1 % de la población mundial concentra la riqueza de 3.500 millones de personas), recibiríamos en contraprestación no solo una reducción de impuestos, sino un potencial delincuente menos, y, en cambio, un ciudadano integral, un profesional más preparado, una comunidad más feliz.

Los gremios e instituciones están llamados a la sensibilización, a diseñar programas de escala en inversión social, donde desde un pequeño emprendedor hasta un gran empresario pueda realizar aportes a su medida y los vea reflejados un una mejor población, para no vivir más con miedo ni encerrados en nuestra propia ciudad.

¿Hasta cuándo vamos a permitir que los administradores de nuestros impuestos y recursos naturales los exploten irresponsablemente?

 *Presidente Grupo Multisectorial
presidencia@gruomultisectorial.com

Comments are closed.