Suecia reabre el debate sobre Palestina

0

o-SUECIA-PALESTINA-Suecia se suma a un grupo de siete estados que dentro de la Unión Europea reconocen a Palestina como estado. La diferencia radica en que Polonia, República Checa, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Malta y Chipre hicieron este reconocimiento antes de ser parte de la Unión.

Por Alejandro Sánchez

Si bien los suecos no son los primeros en reconocer a Palestina como estado, esta no deja de ser una decisión intrépida. Con este paso, Suecia se convierte en el primer miembro de la Unión Europea en dar tal reconocimiento. Se especula que en el viejo continente otros adopten posiciones similares. Ya el Parlamento Británico y el Senado Irlandés le han propuesto a sus respectivos entes ejecutivos unirse a Suecia en esta decisión. De acuerdo con el comunicado oficial de la Cancillería Sueca, este es un paso substancial para la construcción de la paz en Medio Oriente. Sin embargo, Israel mostro de inmediato su inconformidad con el gobierno Sueco al llamar a su embajador en Estocolmo a consultas. Todo esto en medio de una difícil situación en Jerusalén.

La decisión de Suecia llega en un escenario de nuevas tensiones. Mientras en Europa se habla sobre posibles soluciones al conflicto, en la ciudad de Jerusalén las hostilidades entre Israelíes y palestinos se reviven. El pasado 30 de Octubre el asesinato de Yehuda Glick, un activista Judío de ultra-derecha, provoco el cierre temporal de un sitio sagrado tanto para judíos como musulmanes. Se trata del llamado Monte del Templo o la Explanada de las Mezquitas dependiendo de cuál fe se profese. El cierre por parte del Gobierno Israelí desato la furia de la Autoridad Palestina quien califico esta acción como “una declaración de guerra”. Si bien los actos violentos son limitados, se teme que la muerte de un joven palestino sospechoso de cometer el asesinato de Glick desate una nueva escalada bélica.

Han sido precisamente las acciones bélicas en la región las que están cambiando la postura de Europa. En 2012 la controversial ofensiva Israelí conocida como ‘Pilar defensivo’ contra Gaza y Cisjordania tuvo consecuencias irreversibles en la relación  entre Europa y Tel Aviv. Ahora, países como Francia, Alemania, Dinamarca y el Reino Unido ven con escepticismo los asentamientos Israelíes dentro del territorio Palestino. Y, lo más importante, han sugerido que el alcance de la paz sería más viable teniendo dos estados. Por su parte el Gobierno Israelí en cabeza de Benjamín Netanyahu no da su brazo a torcer, e insiste en continuar defendiendo los asentamientos y conteniendo las amenazas violentas que surgen desde territorio palestino.

Suecia se suma a un grupo de siete estados que dentro de la Unión Europea reconocen a Palestina como estado. La diferencia radica en que Polonia, República Checa, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Malta y Chipre hicieron este reconocimiento antes de ser parte de la Unión. Mientras que Estocolmo hizo lo propio ya siendo miembro. Adicionalmente, el paquete económico que prometió Suecia le da al reconocimiento una mayor visibilidad. El país nórdico ayudara con 1.500 millones de coronas suecas (161 millones de Euros) para la construcción del Estado Palestino, esto sin incluir los fondos destinados para fines humanitarios.

La ministra sueca de exteriores Margot Wallström defendió la postura de su gobierno respaldándose en el derecho internacional. Según Wallström la existencia de un territorio, una población y un gobierno le brinda a Palestina las facultades legales necesarias para ser considerado como estado a nivel internacional. La ministra también rechazo las insinuaciones de la oposición que calificaban la decisión como apresurada. Ella resalto que, por lo contrario, esperaba que no fuera demasiado tarde para concretar una solución que involucre dos estados. Por su parte Avigdor Lieberman, la contraparte Israelí de Wallström, califico este reconocimiento como ‘desafortunado’.

La oposición en el Parlamento Sueco también expresó su descontento. Después de ocho años en el poder, la coalición de centro-derecha liderada por el Partido Demócrata le cedió el poder a una coalición de centro-izquierda liderada por el Partido Socialdemócrata el pasado septiembre. Con 158 (43,7%) escaños en el parlamento, los centro-izquierdistas están lejos de tener una mayoría absoluta. Sin embargo, estos han logrado imponer algunos puntos de su agenda. Incluido el reconocimiento del Estado Palestino. Y, a pesar de las discusiones internas, este paso ya es irreversible.

América Latina no es ajena a este debate. En el año 2010  los gobiernos de Argentina, Costa Rica, Brasil, Paraguay, Uruguay y Honduras no solo reconocieron la existencia del Estado Palestino, sino que lo hicieron de acuerdo con las fronteras establecidas antes de la Guerra de 1967. De la misma forma lo hicieron Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela en una declaración conjunta como miembros del ALBA.  Por su parte, Chile, Perú y el Salvador manifestaron de forma unilateral su reconocimiento, pero con una ambigua descripción de las fronteras.

En Colombia Palestina no es aún reconocida como estado a pesar de que ambas naciones sostienen relaciones bastante fluidas. El canciller palestino Riad Al Malki confeso después de asistir a la segunda posesión de Santos, que espera el reconocimiento de Colombia en este cuatrienio. También insistió que el país es uno de los pocos en América Latina que aún está pendiente por tomar este paso.

Por el momento el combustionado ambiente en Palestina espera la instalación definitiva de una embajada Sueca. La comunidad internacional quedara a la expectativa si el reconocimiento de Estocolmo tendrá un efecto domino sobre el resto del continente. Igualmente la dimensión que puedan tener los nuevos enfrentamientos en Jerusalén solo se podrán observar conforme pase el tiempo. Lo cierto es que está tomando fuerza alrededor del mundo la idea de que el conflicto entre Israelíes y palestinos requiere de dos estados para alcanzar una solución.

Comments are closed.