Tiempo de leer – Metáfora Social

0

futbol a sol y sombraPor Patricia Suárez

 

“Fútbol a Sol y Sombra” nos recuerda,  antes del mundial, un gol olímpico,  al goleador de  goleadores,  al arquero en su lugar variable,  su destreza  de parar   el balón e impedir o no  los goles, Galeano escribe  del equipo, los defensas, la tecnocracia que ha venido imponiendo un fútbol de velocidad y renuncia a la alegría, se lamenta de que los intelectuales no hayan sabido captar su verdadero significado.

En la solapa interior de mi libro de notas encuentro:

“En cada enfrentamiento parece replicarse el afán de transformar la tensión vital de nuestra animalidad en una acción orientada por una intención mental que en concreto hace de la aventura del juego, de la jugada inaudita, un acto de cultura inédito”.

“…Con la revolución  industrial   en pleno siglo XIX: en la cancha se realiza un ideal social. La planificación colectiva, la repartición por puestos y el espíritu de equipo…”;

Fútbol, cohesión de multitudes, veneración y  reverencia en el orgánico-social del deportivo-religioso, la identidad en un  múltiple-gol sintetiza una masa diversa y  compacta de color y partido,  global-tiempo-reloj- expansiva-cohesión,   el minutero de la FIFA   engrana al unísono el pecuniario espectáculo de la globalización, las  jerarquías del poder y  el deporte y el  “homo atleta” en tiempos decisivos.

 Anárquicos pensadores dan a la libertad de nuestro tiempo  un devenir de constructo  entre la multiplicidad   que permite el cruce de paradigmas y validan la superioridad del poder en el caos.

ángel-y-demonio-al-fulbot sol y smbra

La tribuna  expresa la pasión y religiosidad gregaria,lo tácito del poder y la fuerza, la veneración de los ídolos, el grito que aclama el triunfo de un color, de un equipo.  Los titanes del balompié en la geografía social son ejemplo a  postular; la adolescencia sueña y realiza en la cancha de su barrio la  esperanza de su  comunidad,  de su ser colectivo en medio de la necesidad y la marginación; sueña con un mejor vivir en la fusión integradora de una vida autónoma, animada por el espíritu de superación, aventura y resistencia; en la marcación disciplinar de la voluntad superando los obstáculos y  en la creencia que  constituye el fermento necesario para toda sociedad.

El fútbol nutre el imaginario de colectividades sociales,   reinventa  la pasión gregaria, múltiple se diluye en  la exactitud del triunfo cuya recompensa  carga de significado la vida y los sueños.

¡Colosal estatura!

En medio de una realidad económica, política, social,  ecológica, que hace temblar los cimientos de la civilización, más el consabido de   incertidumbre y miedo…

¡Ah! el futbolista, tácito-violento-bípedo: MUERDE.

FIFA sanciona a uruguayo Suárez, no jugó contra Colombia.

Comments are closed.