Todos los caminos conducen a la constituyente

0

Camila-ZuluagaPor: Camila Zuluaga

Twitter: @zuluagacamila

El presidente Juan Manuel Santos  ha dicho muchas veces que no habrá una Asamblea Nacional Constituyente como desenlace final para sellar el acuerdo de paz con las FARC en La Habana, sin embargo  la evidencia demuestra lo contrario.

Varios son los episodios que llevan a pensar y a demostrar que el desenlace será similar  al de 1991. Han sido las FARC, protagonistas de la mesa de negociación en Cuba, quienes desde un principio  han sostenido que para sellar el acuerdo es menester  la convocatoria de este mecanismo para poder reformar  todas aquellas instituciones que hoy no funcionan en el país y que según ellos son  entre otras la causa de su lucha.

Un video reciente que llegó desde La Habana en donde se ve a la famosa holandesa Tanja Nijmeijer de cantante con una importante agrupación cubana, es otra de las evidencias de que tarde o temprano si este gobierno logra reelegirse, la constituyente será una realidad. En esa canción, una de las frases de la letra, a la que casi no se le puso atención, pues se concentraron más en la indignación que les generaba que las Farc estuvieran en la isla haciendo canciones que en el contenido y mensaje que mandaban con ella, se habla precisamente de cómo será el cambio de constitución lo que selle los acuerdos.

Adicionalmente, nuevamente las FARC en el anuncio de este viernes, donde le contaron al país la terminación del punto tres de la agenda y  la decisión de cesar unilateral el fuego durante ocho días,  volvieron a mencionar lo imperioso de la  Constituyente para llevar a final termino el conflicto que asedia al país desde hace más de cincuenta años.  Parece inamovible esta posición de la guerrilla si se quiere llegar a un acuerdo.

Por otra parte, otro de los indicios que muestran que la trasformación de la constitución vendrá, es la entrada del “pretrismo” a la candidatura reeleccionista, que disfrazada del temor por la posible llegada de  la extrema derecha  al poder, se justificó haber hecho de tripas corazón argumentando así  que era mejor pasar la página y olvidar las humillación pasada. Que fácil se pierde la dignidad y se olvidan los discursos pronunciados. Sin embargo más allá de esa alianza por supuesto temor, en donde sabemos que es meramente electorera, se deja entrever también la posibilidad de una Constituyente, tanto así que el propio Guillermo Alfonso Jaramillo una de las cabezas visibles del acercamiento  llegó a mencionarla en diferentes entrevistas al ser interrogado sobre las razones del acuerdo programático entre Progresistas y el partido Liberal. Seguramente en la larga reunión entre presidente y alcalde donde se sellaron dichos acuerdos se habló de esa posibilidad, de otra forma no se explica que Gustavo Petro pudiera sacrificar un importante capital político por dar semejante voltereta tan incoherente.  Dicha pirueta política se justifica y entiende con la constituyente pues a través de ella se liberaría de sanciones disciplinarias,  y podría estar tranquilo para poder  aspirar en el futuro a la presidencia.

Basados en lo anterior, por más de que el presidente haya dicho innumerables veces que ese no será el final, su palabra no es garantía de que así será, pues ya han sido varios los cambios que hemos visto en su discurso, además pocas veces los políticos, sea cual sea, sostienen su palabra. Por eso es que podemos decir que todo parece indicar que los caminos conducen a la Constituyente.

 

Una cosa más: Las razones para protestar de diferentes sectores como el de los maestros, el agrario y ahora el judicial son perfectamente validas y entendibles, pero por esta época a pocos días de las elecciones presidenciales tiene más tufo a oportunismo político que a verdaderos reclamos.

Comments are closed.