Un Salsódromo de todos

0

Pablo UribePor Pablo Uribe

Los caleños tuvimos de nuevo la fortuna de presenciar el Salsódromo, el espectáculo que en tan solo unos años se ha robado todas las miradas del país y se ha ganado, con creces, el podio de los mejores eventos de la Feria de Cali.

Un espectáculo inspirado en el desfile de samba del Carnaval de Rio, en donde miles de bailarines, músicos y artistas atraviesan las calles de nuestra ciudad, llenando de alegría a todos aquellos que se encuentran a los costados del desfile, este auténtico show es un patrimonio cultural de nuestra ciudad, que debe no solo ser mantenido, sino también mejorado cada año. Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que lo vi, ese día me di cuenta de la gran joya que se acababa de crear en Cali.

Los caleños debemos darnos cuenta del potencial que tiene nuestro Salsódromo, puesto que este espectáculo es un desfile de salsa, un género musical que se escucha, se baila y se goza desde las calles de Nueva York hasta el Malecón de Guayaquil, la salsa es un género internacional, y solo en Cali se le dedica un desfile entero, es por esa razón que nuestro Salsodromo puede llevarse por delante al desfile de Samba de Rio –un género exclusivamente brasileño- y posicionarse como la mejor fiesta del mundo.

Definitivamente el Salsódromo es un tesoro cultural de los caleños y el mundo entero,  y es por esta razón que quisiera hoy enviarles una recomendación a las autoridades de Corfecali, las actuales, las pasadas y las que se vienen: Abran el Salsódromo hacia la gente.

Yo entiendo que las tribunas que están ubicadas a ambos lados del desfile son necesarias para darle financiación, no solo al Salsódromo, sino a toda la feria, y es comprensible que las utilicen, pero desde mi perspectiva, el Salsódromo lo han restringido demasiado, es más, parecía que fuera más el espacio destinado a los que pagan, que al resto de los caleños.

Solo hay que comparar con otros eventos parecidos a nuestro Salsódromo, como por ejemplo el Mardi Gras en Nueva Orleans, en donde la gran mayoría de los lugares desde donde se puede presenciar el desfile son completamente abiertos al público.

Ahora, también hay que tener en cuenta que nuestro Salsódromo es un evento organizado por una entidad gubernamental y además, parte de su financiación viene del dinero de los contribuyentes de la ciudad, así que en cierto sentido, todos lo caleños hemos pagado por adelantado por este desfile, no hay ninguna razón de peso para restringir un evento financiado por dineros públicos y organizado por una entidad que es pública.

La última razón para abrir el Salsódromo y la de más peso, debo decir, es que éste es patrimonio cultural de todos los caleños por igual, y en ese sentido, absolutamente todos los caleños deberíamos tener la posibilidad de disfrutar de este desfile tan espectacular.

A través de esta columna solo quiero hacer una recomendación, no quiero atacar, pues el trabajo que se ha hecho hasta ahora con este evento ha sido espectacular, cada vez crece más y se vuelve más importante, y la presencia de Richie Ray & Bobby Cruz así lo confirma. Pero eso sí, sin retirar las tribunas que ayudan a recoger fondos, deberíamos abrir un poco más el Salsodromo a la gente, para que sea, verdaderamente, el evento de todos los caleños.

Comments are closed.