Una aventura en moto de Cali al Mundial de Brasil

0

La travesía de recorrer cinco países para llegar a Brasil y ver a la Selección Colombia fue un propósito de cientos de personas en toda Colombia, pero emprenderla solo y en moto, con trayectos de más de 10 horas seguidas, se convirtió en el objetivo de un vallecaucano.

Lo que más ha disfrutado este aventurero vallecaucano ha sido conocer las culturas y paisajes suramericanos
Lo que más ha disfrutado este aventurero vallecaucano ha sido conocer las culturas y paisajes suramericanos

Joiner Gómez es un diseñador gráfico que Cali ha conocido porque en el 2011 diseñó el afiche oficial de la tradicional Feria de Cali. Su idea de recorrer Sudamérica comenzó cuando aún era un estudiante universitario, inquietado por conocer a través de la experiencia propia el diseño popular latinoamericano.

Pensó entonces que el día que tramitara su pasaporte, lo primero que haría sería cumplir su sueño de recorrer cada país del continente, y así lo hizo ahora para seguir a Colombia en el Mundial de Brasil 2014.

Atravesando los sitios más emblemáticos de cada país que ha recorrido, Joiner cuenta su aventura a través de su página joienmoto.com
Atravesando los sitios más emblemáticos de cada país que ha recorrido, Joiner cuenta su aventura a través de su página joienmoto.com

El viaje comenzó 11 días antes de que comenzara el mes del mundial. El 21 de mayo, Joiner se propuso hacer un presupuesto de $3.000 USD y conseguir patrocinadores que financiaran el sueño: la meta era llegar a Brasil para ver a Colombia en los partidos de la fase de grupos.

La respuesta fue buena, y con un presupuesto austero y una moto pintada con el diseño de la camiseta que la Tricolor viste en el Mundial emprendió su viaje a 12 días del inicio de la Copa del Mundo, los mismos días que emprendieron de travesía aventureros en los últimos buses que partían de Bogotá y prometían pisar tierra brasileña en una semana, o la de un bus de dos pisos con caleños que llegarían a Brasil para asistir a los tres partidos de la selección.

El itinerario del viajero es siempre el más extremo. Para llegar en dos semanas a Brasil, los tiempos de recorrido deben durar al menos la mitad de lo que ofrece un día, y las 24 horas se quedan cortas para armonizar el descanso con los esfuerzos de mantenerse en carretera.

Ayudado por una cámara Go Pro, también hace videos y cámara sugestiva de sus recorridos
Ayudado por una cámara Go Pro, también hace videos y cámara sugestiva de sus recorridos

Joiner sale cada día a las 5:00 de la mañana y se detiene sobre las 9:00 o 10:00 de la noche. En el camino se detiene en algunos lugares para desayunar y tomarse algunas fotos o videos con los que alimenta sus relatos de personas que conoce o situaciones que ocurren en el camino, como el día que encontró a otro colombiano cumpliendo la misma ruta y sueño de ir a Brasil. Todas las experiencias las cuenta, cuando el agotamiento lo permite, en un blog personal que creó para estar en contacto con amigos y familiares sobre esta aventura.

Pero el viaje no terminará en Brasil. Si Colombia avanza a octavos de final o incluso a rondas posteriores, este colombiano, como miles de viajeros más, habrán de postergar su salida del país mundialista para acompañar a la tricolor. Si, en cambio, la Selección no logra avanzar de primera ronda, Joiner continuará su viaje hacia Uruguay, Argentina y Chile, para llegar hasta el otro extremo del continente.

“Inicié el recorrido solo, pero en el camino entre Ecuador y Perú me encontré a Juan Carlos, un bogotano novato como yo en este tipo de aventuras que también va para Brasil pero luego de ahí tomará otra ruta diferente a la mía. Iremos a los partidos de Colombia y después cada uno sigue su ruta”, advierte el diseñador que nació en Cartago pero debe su vida a Cali desde los dos años.

La ruta

De los $3.000 USD con los que inició, ya tiene menos de $1.000 USD y planea seguir con el apoyo de las personas y sus patrocinadores en Colombia
De los $3.000 USD con los que inició, ya tiene menos de $1.000 USD y planea seguir con el apoyo de las personas y sus patrocinadores en Colombia

El primer día, el viaje comprendió el trayecto entre Cali y Pasto, desayunando en Popayán y atravesando la frontera con Ecuador al día siguiente. En el hermano país, dos etapas de Pasto a Quito y de Quito a Guayaquil se tomaron dos días más en el recorrido, para luego ingresar a Perú por Mancora, una localidad al norte de ese país que playas y extensas carreteras en línea recta que hacen rápido el camino.

La primera semana se pasó en atravesar Ecuador, Perú y Bolivia, visitando las ruinas de Machu Picchu, lugar del que recientemente se encontró otro camino y es destino preferido para el turismo en Suramérica. La ruta incluyó ciudades como Huancayo, Ayacucho, Cusco y Puerto Maldonado, para finalmente abandonar el país inca hacia Brasil por un lado de Rio Branco, Porto Velho y un largo recorrido hacia Cuiabá, sede del tercer partido de Colombia, y terminar en Brasilia viendo a Costa de Marfil enfrentar a la selección cafetera.

La ruta de regreso comprende ir a Río de Janeiro, bajar hacia Sao Paulo, Curitiba y pasar a Uruguay hasta Montevideo, lugar en el que la aventura comienza su regreso hacia Cali por Buenos Aires, Argentina, rumbo a Santiago de Chile y Valparaíso, luego a Perú de nuevo por Iquique y Arequipa y volver por la ruta por donde arrancó la travesía entre Ecuador y Colombia.

El viaje de este aventurero comenzó el 1 de junio y terminará en un mes
El viaje de este aventurero comenzó el 1 de junio y terminará en un mes

Comments are closed.