Una vez más mundialistas

0

/Foto: Juan Camilo PalomarPor Vanessa Córdoba

@VCordoba1

A pocas horas del tan esperado mundial, la ansiedad me invade. He llegado a todo tipo de conclusiones, y ahora que estamos tan cerca, ya ni sé qué pensar. Después de tanto tiempo, lo importante será poder disfrutar del mejor espectáculo que nos puede brindar el fútbol.

He crecido escuchando grandes historias sobre nuestra selección. Aunque me avergüenza admitirlo, no sabía sobre el 5-0 hasta hace unos años que regresé con mi familia a Colombia y comencé a involucrarme más con el fútbol colombiano.

He escuchado innumerables versiones sobre los goles que anotó el Tren Valencia, y esas inolvidables jugadas del Pibe. Desde entonces he visto el video de ese partido que Colombia jamás olvidará junto a mi padre más o menos unas 20 veces, y siempre le pido a él que me explique y repita cada jugada. No importa cuántas veces lo vea, me sorprenden nuestros jugadores, y sufro como si no supiera el resultado final.  Me cuesta creer que ese arquero que logró que nuestro arco quedara en cero, es a quien tengo la fortuna de tener como papá.

Hago  parte de esa generación que solamente ha vivido los más grandes éxitos de nuestra selección, a través de fotos y videos. Quizás algunos ya existíamos, pero no estábamos tan conscientes de lo que ocurría, como en el mundial del 98.

Lamento mucho no poder recordar lo ocurrido en el 98, ni haber estado en el 94. Independientemente de lo que haya pasado en esos dos mundiales, era nuestra selección la que estaba entre las mejores del mundo, y eso bastaba para sacarle una sonrisa a un país como el nuestro, que hambriento como el primer día de su historia por alegrías y victorias.

Este mundial sí que es algo nuevo para nosotros. Me gusta pensar de forma positiva, y le tengo muchísimas esperanzas a Colombia en Brasil 2014. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que a aunque ahora seamos la octava mejor selección del mundo según el ranking de la FIFA, hay siete equipos más por encima de nosotros.

En los mundiales no hay equipos chicos. Hay selecciones menos reconocidas, pero por algo están ahí. Son esas a las que mas hay que temerles. No me preocupa si en algún momento  -ojalá- nos tenemos que enfrentar a equipos como España o Brasil. Hoy me preocupa Costa de Marfil, Japón – a la que muchos subestiman- y Grecia. En los partidos grandes, todos se quieren lucir -¿quién no quisiera?-, pero en los más fáciles sobre el papel, algunos jugadores entran confiados, y es ahí cuando nos ponen a sufrir.

Sólo queda esperar a que el arbitro de el silbato inicial. Nos espera un mes de muchas alegrías y emoción, pero debemos tener en mente que también pueden llegar tristezas. Hemos logrado clasificar, ahora vamos a disfrutar y vivir este Mundial, sin importar en qué parte del planeta estemos. Ahora sí, literalmente, ¡Colombia va rumbo a Brasil!

Abrazo de atajada…

Comments are closed.