Uruguay mantuvo su paternidad sobre Colombia en el Montevideo

0
Con tres goles, Uruguay mantuvo su poderío sobre Colombia en Montevideo
Con tres goles, Uruguay mantuvo su poderío sobre Colombia en Montevideo

Los charrúas golearon a los cafeteros en el Centenario

Aunque en el primer partido de las eliminatorias Colombia no había tenido una gran presentación, sí había logrado la victoria, y en el duelo de la segunda fecha frente a Uruguay, la tricolor esperaba además de mejorar su juego, asegurar un nuevo triunfo que lo pudiese dejar al frente de la tabla de posiciones, sin embargo, se llevó una gran sorpresa en Montevideo en donde los charrúas derrotaron 3-0 a los dirigidos por José Pékerman.

Los minutos iniciales en el Centenario dejaron ver a dos selecciones de choques fuertes y que no querían dar ningún balón por perdido, continuaban luchando cada espacio de la cancha para poder asegurar el control tanto de la pelota como del juego en su totalidad, no obstante, esa intención no se presentaba en su totalidad.

Con el avance de los minutos, Colombia cedía terreno y le dejaba a los uruguayos espacios para que pudiese acercarse al arco de David Ospina. La presión y los centros desde los costados de la cancha hacían pasar trabajo a los defensores colombianos en más de una ocasión, allí, los centrales Zapata y Murillo debían ingeniárselas para poder despejar los balones que llegaban a la zona, en donde ya los locales habían alertado con un par de cabezazos.

La contra fue lo que finalmente sorprendió a la Selección Colombia, el combinado local aprovechó el mal posicionamiento tricolor y con rapidez tomó mal parada a la defensa colombiana que en un intento por despejar terminó favoreciendo a los uruguayos que lograron meter un centro el área pero por fortuna Cristian Zapata pudo despejar al tiro de esquina. No obstante, allí no terminó el peligro, pues en el cobro con el lanzamiento al centro, apareció el de siempre en la celeste, Diego Godín que sin marca y entrando con fortaleza remató de cabeza y puso el 1-0 de la noche en Montevideo a los 34 minutos.

Para el segundo tiempo, la Selección dirigida por José Pékerman se llevó a los pocos minutos de reanudarse una segunda sorpresa. Esta vez Rolan a los 51 minutos, aprovechó un error defensivo cafetero que le dejó todo el espacio para entrar al área luego de un cambio de frente y allí, aprovechando la salida del arquero Ospina, levantó ligeramente el balón aprovechando que el guardameta colombiano estaba jugado y el balón siguiendo su trayectoria se fue al fondo de la red para ampliar el marcador con el segundo gol de la noche.

Colombia estaba desorientada, no podía acomodarse, los atacantes de la tricolor no les llegaba el balón y cuando lograban tener el esférico, la posesión no duraba lo suficiente para poder hacer un verdadero daño, y allí el control y dominio charrúa aparecía con mayor fuerza para dejar mal parados a los jugadores nacionales.

El técnico argentino al servicio de Colombia intentó realizar algunas variantes tratando de darle un poco más de movilidad a su equipo. A la cancha mandó a Macnelly Torres intentando que por intermedio de él Colombia pudiese tener mayor proyección, sin embargo su juego no fue relevante, al igual que el de Castillo, otra de las nuevas caras colombianas.

Cuando el juego ya estaba por finalizar llegó un nuevo baldado de agua, quizá el más frío, pues cuando quedaban escasos 2 minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, Hernández apareció en Uruguay para sorprender a la defensa colombiana y al estar frente a Ospina, se la jugó y en un pequeño espacio remató y mandó el balón al fondo para poner el 3-0 de la noche. Y para completar la mala noche, el jugador Juan Guillermo Cuadrado recibió el cartón rojo de forma directa luego de golpear a un contrario. Una baja sensible para Colombia en la próxima jornada de eliminatorias.

La tricolor debe mejorar varios aspectos para ser la Selección fuerte que se vio en el Mundial de Brasil, ya que de momento, está pareciéndose a la que participó en la Copa América de Chile.

Comments are closed.