Valle del Cauca: restitución de tierras un año después

0
La oficina de la Unidad de Restitución de Tierras funciona en el centro de Cali con una planta de personal de profesionales como abogados, sociólogos, psicólogos, topógrafos que trabajan en cada proceso de restitución. Foto: Oficina de prensa de la Unidad de Restitución de Tierras - Valle del Cauca
La oficina de la Unidad de Restitución de Tierras funciona en el centro de Cali con una planta de personal de profesionales como abogados, sociólogos, psicólogos, topógrafos que trabajan en cada proceso de restitución. Foto: Oficina de prensa de la Unidad de Restitución de Tierras – Valle del Cauca

Colombia, con más de cinco millones y medio de desplazados, es  considerada la nación con más desplazamiento interno del mundo. Con el desplazamiento viene el despojo de la tierra, flagelo que golpea al sector campesino. La aprobación de la Ley de Víctimas en 2011 hace que la historia continúe para quienes lo perdieron todo a causa del conflicto con el proceso de restitución de lo que les fue arrebatado. El Valle del Cauca ya completa un año en este proceso en donde a la nación le corresponde reparar a las víctimas del conflicto, reponiendo lo más sagrado para ellos después de su familia: su tierra. 

“Me tocó salir corriendo con mi familia por la noche, corrimos cafetal abajo, solamente pudimos llevarnos lo que llevábamos puesto y dejar el rancho”.

Los relatos son muchos y se oyen todos los días, de gente, campesinos todos, que han decidido hablar para reclamar lo que consideran suyo, patrimonio de su familia, lo que ellos querían heredar a sus hijos pero de lo  que un día o una noche, fueron despojados por parte de un grupo de hombres  de la guerrilla, del paramilitarismo, el narcotráfico o de bandas criminales que irrumpieron en la paz del hogar para cambiarles la vida.

El Valle del Cauca ha sido escenario de muchos de estos casos en los que campesinos  amenazados han tenido que abandonar lo poco o lo mucho que tienen para llegar a un sitio “seguro” en la mayoría de las ocasiones, las ciudades. Veredas y corregimientos de municipios como Trujillo, Ulloa, La Unión, Cali, Jamundí, Buenaventura, entre otros cuentan con estos casos, miles en la  región, sumándose a los de aquellos que de otros departamentos han decidido llegar como sea a la capital vallecaucana en busca de lo mismo, tranquilidad.

El Valle del Cauca, un año después del comienzo

En abril de 2012 la Unidad de restitución de Tierras abrió sus puertas en Cali. Era el momento teniendo en cuenta que el Valle del Cauca como es de claro conocimiento, es uno de los departamentos con más recepción de población desplazada, proveniente de muchas partes del país.

La unidad como su nombre lo indica, recibe las solicitudes de reclamación de tierras de todo colombiano que considere que tiene derecho sobre algún predio, del que haya sido despojado por autores del conflicto en hechos registrados desde 1991 hasta la actualidad, por eso no es extraño encontrar en este dependencia personas provenientes del Cauca, de los llanos orientales, del eje cafetero, etc. Los servicios de esta unidad no tienen ningún costo.

Según Sergio Rodríguez, director regional de la Unidad de Restitución de Tierras hasta el momento han sido radicadas en las oficinas 1.400 solicitudes de personas interesadas en ser restituidas, en este caso, a los reclamantes se pone en conocimiento que pueden hacerlo si han sido despojados de sus tierras o han tenido que abandonarlas forzadamente a causa del conflicto armado en el tiempo ya mencionado.

De estas cerca de 1.400 solicitudes, 300 corresponden a otras territoriales, es decir que fueron despojadas en otras regiones del país. Según el funcionario, estos casos son trasladados al lugar de origen para allá comenzar el proceso, y otras 350 solicitudes ya han entrado en el proceso de restitución. La meta para este año, por parte de la dependencia del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural es alcanzar en el Valle, las 500 solicitudes en proceso.

Según Rodríguez de 42 municipios del Valle del Cauca, en 8 se ha podido avanzar con la restitución a partir de la microfocalización (ubicación de subregiones, casi siempre veredas y corregimientos con antecedentes de conflicto armado acentuado) . Los municipios son Riofrío, Trujillo, Bolívar sobre la cordillera occidental donde aproximadamente hace unos 3 años, la presencia de guerrilla no se reporta. En la cordillera central los municipios de Tuluá ,  en los corregimiento  Galicia, Puerto Frazadas y Bugalagrande . Buga en 4 corregimientos, Cali con proceso de restitución en Los Farallones, Pance, Villacarmelo, Pichindé, Jamundí en el corregimiento de Timba.

Actores armados generadores del despojo y/o abandono de tierras a 8 mayo de 2013 en Colombia

% Actores armados generadores del despojo y / o abandono de tierras

Solicitudes de ingreso al registro de tierras despojadas y /o abandonadas

Guerrillas: 36.25 % 12.995 solicitudes de ingreso
Paramilitares: 32.46 % 11.636 solicitudes de ingreso
Bacrim: 0.87 % 311 solicitudes de ingreso
Testaferros y otros: 30.42 % 10.904 solicitudes de ingreso

100 %

35.846  licitudes de  ingreso

Carlos Brand, campesino desplazado por las Farc y el paramilitarismo en Putumayo y Quindío

 “Vivía en el Putumayo, yo era propietario de una finca ganadera que tenía unas 460 cabezas de ganado, una de las fincas más grandes de la zona. Pero comenzaron ellos a azararme, a mandarme razones con primos, familiares, esa es la manera de ellos, eran de los frentes 14 y 48, estaban apoderados de la zona. Yo los iba llevando pagándoles la vacuna. Un impuesto al que le llamn así. Hasta que ya me empezaron hablar del hijo, a pedirlo para la causa, fue allí que ya me preocupé. Para ese entonces mis muchachos tenías, la niña 13, el niño 17. Me decían que les entregara a cualquiera de los dos. Me tocó vender esa finca y otras que tenía “a huevo”, casi regaladas, vendérselas a ellos. El ganado lo vendía a 160 mil por cabeza, el costo real era de unos 650 mil por cabeza. Pero era mejor tener algo, a perderlo todo, después me tocó desaparecerme con mi familia. Llegar al eje cafetero, comprar una tierra con la que terminé de perder lo poco que tenía. Estando allá me encontraron los paracos, me ofrecieron 15 millones por esa tierra, y me tocó dárselas, 15 no son nada, se volvieron polvo, dígame uno como hace para producir sin poderse estar quiero en ninguna parte? Llegué a Jamundí con mi familia, hoy vivimos del diario, de lo que caiga, lo peor que le puede pasar a una persona, es eso, que le quiten lo que tiene”.

 La seguridad, el gran desafío para la restitución de tierras en el Valle del Cauca

Existen zonas del  departamento donde la presencia de grupos armados ilegales ha disminuido de forma considerable, lo que da garantías al proceso de restitución de tierras en lo que se refiera a la ubicación de los predios, los estudios topográficos, el proceso de comunicación a las víctimas, etc.

En otras ocasiones, la complejidad del escenario obviamente vuelve complejo el proceso. Llegar hasta un punto lejano, inhóspito pero que además cuenta con presencia guerrillera o paramilitar se convierte en todo un desafío para funcionarios  y víctimas que lo que principalmente piden a la hora de buscar reparación es no volver a vivir lo que ya padecieron.

Es por esto, que  en el proceso de restitución de tierras en Colombia, se lleva a cabo un trabajo articulado entre la unidad encargada de todo lo relacionado con atención, social, psicológica, jurídica, legal y las autoridades como la Policía Nacional y las Fuerzas Militares. Es deber del Estado también garantizar la protección de los tres tipos de población involucrada con el tema: Víctimas reclamantes, jueces y magistrados, funcionarios.

Según Sergio Rodríguez, de la unidad de restitución de tierra en el Valle, el trabajo se cumple y las autoridades no han perdido de vista que es fundamental la presencia de los organismos para adelantar el trabajo. La seguridad personal, la seguridad territorial y el fortalecimiento del Programa de Acción Integral contra Minas Antipersonal, son las tres áreas en que la Unidad de Restitución de Tierras  debe garantizar la integridad de los actores involucrados en el proceso para la restitución.

Víctima de despojo. Cajibío, Cauca

 “Prefiero no decir mi nombre, vengo de Cajibío en el Cauca, ¿conoce Cajibío? Tengo 57 años, soy padre de seis hijos, tres hombres y tres mujeres, hermano de un hermano asesinado por la guerrilla. Hace 7 años estoy volteando, cuando la vida se nos acabó. Las cosas iban bien, en la casa cultivábamos caña de azúcar y teníamos ganado. Hasta que a ellos les provocó pedirnos a los hijos, ellos dicen que son el ejército del pueblo. Un día nos llamaron a reunión de padres de familia, y nos pidieron que les entregáramos a los hijos, dígame yo como voy a entregar a un hijo mío para eso? Luego tuve que ir a Popayán, cuando estaba volviendo, me llamó la familia a decirme que ya no volviera, la cosa  se agravó. Desde ese entonces todo cambió, mi mujer murió, los hijos de dispersaron, ahora vivimos de la tierra de otros, de lo que resulte. Vine porque tengo esperanza de recuperar lo mío, lo que mi mamá nos dejó. Todo se quedó allá, el trapiche, las gallinas, me dicen que allá ya no hay nada”.

 Número de municipios de donde se han recibido solicitudes de restitución de tierras en Colombia a Junio 06 de 2013

Amazonas: 6,  Antioquia: 125,Arauca: 7  , Atlántico: 9, Bolívar: 39,Boyacá: 35 , Caldas: 20,Caquetá: 15  ,Casanare: 18,Cauca: 38 , Cesar: 25,Chocó: 27  ,                            Córdoba: 25,Cundinamarca: 64 , Guainía: 3,Guaviare: 4  , Guajira: 11,Huila: 26   ,  Magdalena: 25,Meta: 28  ,Nariño: 46,Norte de Santander: 32 ,     Putumayo: 12,Quindío: 11,Risaralda: 12,Santander: 56 , Sucre: 23,Tolima: 43, Valle del Cauca: 37,Vaupés: 3 , Vichada: 6.

El proceso de acercamiento de una víctima a oficinas de atención es lento. El temor y el desconocimiento son las principales causas. Foto: Oficina de prensa de la Unidad de Restitución de Tierras - Valle del Cauca
El proceso de acercamiento de una víctima a oficinas de atención es lento. El temor y el desconocimiento son las principales causas. Foto: Oficina de prensa de la Unidad de Restitución de Tierras – Valle del Cauca

Falta presencia del Departamento para la atención de los despojados en el Valle

Si se habla del estado, se habla de todos los entes gubernamentales, no solo los nacionales, está claro que el compromiso es del orden Departamental también. Sin embargo esto, no siempre se cumple.

En la actualidad están en proceso de focalización los municipios de la Cumbre y el Cairo , ya se está haciendo la socialización en las zonas. También se le apunta a que en el segundo semestre del presenta año se pueda llegar a veredas y corregimientos de Buenaventura a donde por razones de seguridad no se ha podido llegar. En la localidad el despojo no solo se manifiesta por la presencia de guerrilla, paramilitarismo y narcotráfico, también por la presencia de bandas criminales, lo que se presenta en la actualidad. Cabe resaltar que las víctimas de bandas criminales según la corte constitucional también deben ser incluidas en procesos de reparación por lo que son tenidas en cuenta  en la restitución de tierras.

El director de la Unidad de Restitución de Tierras Sergio Rodríguez asegura  estar convencido que si hubiera más trabajo inter institucional Unidad con Gobernación, los procesos avanzarían para atender a las víctimas. Todavía falta que la Gobernación del Valle participe de forma activa en el proceso desde oficinas como la Secretaría de Agricultura y Pesca o la Oficina Asesora de Paz las cuales, son muy importantes con su trabajo en la atención de las víctimas relacionadas con despojo de tierras. “No ha sido posible contar con el apoyo decidido de la Gobernación del Valle, es muy importante para la población y para el trabajo que hacemos que la administración departamental entregue un apoy concreto, que observe el proceso y que se comprometa, falta decisión” indica.

Sigifredo Narváez, víctima de despojo por parte de las Farc en Policarpa Nariño

“Tengo 61 años, me llamo Sigifredo Narvaéz, vivo en Cali pero vengo de Policarpa Nariño. Éramos siete, la mujer, los hijos y los nietos. Mi familia y yo nos dedicábamos al cultivo de la coca, también teníamos marranos, ocho marranos teníamos cuando nos tocó salir. Somos desplazados de la guerrilla y del paramilitarismo. Hoy vivimos de arrimados y casi pidiendo. Nos tocó un día coger el monte, cuando ellos llegaron en las mismas, a pedirnos los hijos y pedirnos la casa. Eso es como estar en el infierno. Vengo porque espero que la gente del Gobierno me ayude, uno es campesino señorita, uno no pide mucho, solo que le devuelvan lo de uno”.

 Datos clave

*) De las cien sentencias que han salido a nivel nacional en el marco del proceso de restitución de tierras, dos son del Valle del Cauca, falladas a favor de las víctimas.

*) 33.000 hectáreas en el Valle del Cauca han sido reclamadas por medio de solicitudes jurídicas hasta el momento por víctimas de despojo.

*) El proceso de restitución de tierras para una víctima de despojo puede tardar mínimo un año, si el caso se desenvuelve con relativa normalidad.

 

Comments are closed.