“Yo no siento que haya hecho algo malo”: Dilian Francisca Toro

5

Dilian Francisca Toro - Claudia Palacios 2

En la sala de una dependencia del Centro de Estudios de la Policía, donde está privada de la libertad la senadora y expresidenta de esa corporación Dilian Francisca Toro, tan peinada y maquillada como la solíamos ver en los debates del congreso, me habla de su proceso y de esos temas que rondan su imagen en el departamento del Valle. El de la Salud la saca de casillas. La senadora me cuenta por qué se siente orgullosa de lo que ha hecho y explica por qué su labor como legisladora está agotada.

 Claudia Palacios: Senadora, ¿por qué sigue presa si no hay pruebas en su contra por lavado de activos?

Dilian Francisca: Porque la Corte tiene unos términos, y yo había solicitado otros testigos para demostrar que la adquisición de las fincas por parte de la sociedad fue realizada por el representante legal, que es mi esposo, y que yo soy solo socia de la sociedad a la que únicamente autoricé para comprarlas.

Él lo hizo muy bien con los títulos del banco, con cheques de gerencia y eso. Pedí que los que le vendieron la finca a la sociedad dieran testimonio y ellos dijeron que realmente no me conocían. Entonces, espero que de aquí a marzo, que más o menos se cumplen los términos, la Corte defina.

Claudia Palacios: ¿Cuáles son los testimonios a su favor?

Dilian Francisca: El testimonio que se hizo ahora, que no se lo había dicho a nadie, se lo digo a usted. Esta semana declaró el motorista del mayor de la Policía de Tuluá en 2002. Usted escuchó que Meneses, que fue uno que también declaró contra Uribe y contra el hermano de Uribe, dijo que yo había ido a una finca y que en esa finca me había encontrado con el hermano de Héctor Patiño Fómeque y que él estaba con el coronel de Tuluá, pero que todos los que estuvieron ahí estaban muertos, menos el motorista. Pues ese motorista ya declaró esta semana y dijo que eso era mentira, que nunca había ido a Calima a ninguna finca, y menos que me conocía, que solo por televisión.

Claudia Palacios: Salud Hernández dice en una columna de diciembre que por qué si el representante legal de la sociedad que compró las fincas es su esposo, la que esta privada de la libertad es usted, que solo es socia.

Dilian Francisca: Pues esas son las cosas de la vida. Yo no sé por qué. Yo pienso que él tampoco debería estar privado de la libertad, porque Julio hizo bien las cosas con los bancos y ya las fincas no son nuestras, son de los ingenios. Lo único que le puedo decir es que decida la Corte. La Corte tenía sus dudas y yo se las estoy resolviendo.

Claudia PalaciosC.P.: ¿Cuánta plata costaron esas fincas, senadora?

D.F.: Una costó como novecientos y pico y la otra costo como cuatrocientos, algo así; pero fue con crédito al banco.

C.P.:¿De qué porcentaje?

D.F.: Todo.

C.P.: ¿Y eso lo pagaba usted con su sueldo de senadora?

D.F.: Yo no, la sociedad.

C.P:¿La sociedad era su esposo, usted y un cuñado?

D.F.: Sí. Una sociedad hecha desde cuando nos casamos, en el 97. Y esa era la especialidad de mi esposo: mi esposo vende y compra bienes raíces.

C.P.: Era una sociedad dedicada a la finca raíz, ¿de ahí salían las ganancias para pagar los créditos?

D.F.: ¡Claro! Yo nunca pedí utilidades de allí porque las utilidades se reinvertían. Yo tenía mi salario y trabajaba en otra cosa, no necesitaba estar pidiendo utilidades. Mi esposo hace 30 años trabaja en eso, ¡entonces cómo no lo íbamos a poner de representante legal si él era el que sabía de eso! Yo no soy abogada, soy médica, ¿si vamos a comprar una finca qué puedo yo preguntar? Firmar para autorizar la compra. El acta no dice ni cómo se llama la finca, solo la matrícula.

C.P.: ¿Y cuando salga qué va a hacer?

D.F: Pues…, yo no vuelvo al Senado, por lo menos a volver a aspirar al Senado.

C.P.: ¿Su curul quién la está ocupando ahorita?

D.F.: No. Nadie. Yo podría volver si salgo bien de la Corte Suprema de Justicia. Si Dios quiere podría volver al Congreso hasta terminar mi legislatura. Pero ya decidí no volver más al Congreso.

C.P.: ¿Y por qué?

D.F.: Porque ya cumplí mi ciclo. Uno cumple ciclos.

C.P.: ¿Pero si usted no hubiera estado en todo este lío no se hubiera ido?

“No me siento responsable de la crisis del sector, porque yo no he pertenecido a la rama Ejecutiva”
“No me siento responsable de la crisis del sector salud, porque yo no he pertenecido a la rama Ejecutiva”

D.F.: También me hubiera ido. Ya había pensado que había cumplido mi ciclo. He sido muy responsable y muy comprometida con mi Senado, y creo que hice cosas importantes por el país y había pensado que ya podemos ir a otros lugares. Yo ya no quiero saber del Senado.

C.P.: ¿Cuáles son esas otras cosas que quería hacer o que quiere hacer ahora que salga?

D.F.: Estaba montando una fundación y, pues, de pronto otra cosa…la rama Ejecutiva o algo. Pero por ahora salir de aquí. Yo de verdad no estoy pensando qué voy a hacer cuando salga. Cuando salga voy al Congreso y termino mi labor y ya veremos qué pasa.

C.P.: ¿Y cuando dice que a la rama Ejecutiva es como trabajar con el Gobierno o qué?

D.F: Nooo, pues allá o en el Valle. No sé si me dedicaré no más a mi casa, a mi familia o qué, ¡porque esto ha sido…! ¡Esto le pega a uno duro! Y reflexiona uno de muchas cosas: yo tengo un hijo de once años, ¡qué poquito era el tiempo que le dedicaba! Entonces, uno ya empieza a pensar que hay otras prioridades también.

C.P.: Pero aquí le ha podido dedicar más tiempo a su hijo, cuando viene a visitarla, me imagino…

D.F: ¡Claro! Él viene cada ocho días, sábado y domingo. Se queda acá excepto cuando tiene campeonatos de Tenis. Y compartimos mucho, a veces por salimos a caminar, hasta jugamos parqués, ¡que yo en la vida! O sea, son muchas cosas que no hacíamos antes.

C.P.: Muy paradójico que privada de la libertad pueda dedicarle más tiempo a su hijo que cuando estaba libre.

D.F.Sí, puedo dedicarle más tiempo a mi hijo que antes.

C.P.: ¿Y él qué le dice de eso?

D.F: Él lo ha asumido muy bien, hasta se ha vuelto más cariñoso, yo digo que es por eso, porque comparte más conmigo.

C.P: Hablemos de los temas del Valle, ya que ve posible volver a hacer política allá. La salud del departamento está muy mal, el Gobierno va a presentar una reforma al sistema de salud, ¿usted que ha trabajado tanto tiempo en los temas de la salud, se siente de alguna forma responsable de la crisis de ese sector?

D.F.: No, porque yo no he pertenecido a la rama Ejecutiva.

“Es que yo soy amiga de todos los del sector Salud”
“Es que yo soy amiga de todos los del sector Salud”

C.P.: Pero usted fue secretaria de Salud del Valle.

D.F.: Cuando fui secretaria de Salud del Valle fui la mejor secretaria y creo que fue una época excelente para el Valle del Cauca en el tema de salud. Fui la que inició el régimen subsidiado, en el 95; hicimos lo el Sisbén en todo el departamento; y luego fui del Consejo de Seguridad Social en salud.

En el 2002 entré al Congreso y fui la que primera hizo un debate con respecto a los problemas de la  Ley 100. De allí salió una comisión solicitada por el entonces senador Rafael Pardo, de allí salió un proyecto de reforma a la Salud que no pasó pero que volvimos a presentar en 2006:la Ley 1122, bien importante, pero no la reglamentaron ni la ejecutaron. Entonces, no le veo razón a estar haciendo leyes para que se queden en letra muerta. 

En 2010, luego de la emergencia de la Salud presentada por el Gobierno, yo presenté unos proyectos de ley porque no estaba de acuerdo con la promoción y prevención que había planteado el Gobierno ni con que las cesantías se utilizaran para la Salud y que los bancos tuvieran que prestar para Salud. Pero vino la Corte Constitucional y los tumbó.

Luego, se presentaron como unas ocho leyes más, y de todas se hizo una: la Ley 1487, la última ley de reforma a la Salud. El ministro de Salud, que era Mauricio Santa María, empezó a reglamentar y empezó a hacer muchas cosas al respecto pero no han hecho todo. Yo creo que esa ley es muy buena.

C.P.: ¿Usted cree que no hay que hacer una nueva reforma si no aplicar la ley?

D.F.: Yo creo que sí hay que cambiar algunas cosas ahora, porque cuando usted se demora en hacer las cosas las crisis van aumentando, y más cuando se trata de una crisis financiera. Por decir algo: en el tema de administración de recursos yo creo que tenemos que hacer una reforma.

C.P.: O sea, la desaparición de las EPS…

D.F.: O que se conviertan en administradoras, también podía ser, no en aseguradoras. Lo que pasa es que en ese caso tendría que haber un aseguramiento público.

C.P.: Pero su poder en la salud no ha sido solo desde la rama Legislativa, también ha movido un poder muy fuerte en los altos cargos del sector, con gente cercana a su filiación política, en la Superintendencia, en las secretarías, en los hospitales…

D.F.: No. Fíjese que no. Es que yo no he tenido nunca ni la Gobernación. Discúlpeme, desde que yo fui secretaria de Salud nunca he tenido la Secretaría de Salud del Valle. Lo que pasa es que todo el mundo piensa que porque yo legislo en Salud tengo todos los puestos en Salud en Colombia. ¡Pura mentira! No he hecho sino ayudar:al hospital Universitario del Valle le he ayudado. ¡Que me digan a quién se le ocurre presentar una proposición para que le den plata a los hospitales públicos!

C.P.: Y gente que esté, por ejemplo, en los niveles más básicos en los hospitales…¿hay gente puesta ahí por usted o no?

D.F.: Puesta por mí no. Han concursado y han pasado. Lo que pasa es que como fui secretaria de Salud me conoció todo el mundo en el sector y, pues, realmente a mí me quieren porque yo hice una buena labor. Pero que yo diga que voy a ir allá a poner el otro y el otro y el otro, no. Si usted se pone en esas, todos los congresistas y todos los gobernadores y todos los alcaldes ponen su gente allí; entonces,¿por qué tengo que ser yo la que tengo que poner la gente en Salud?

Claudia PalaciosC.P.: O sea, usted nunca ha dicho póngame a este, no me muevan a este, a este déjenmelo aquí en este hospital.

D.F.: No. Si la gente está trabajando el gerente es el que define o el Alcalde. Es que cualquiera dice y hace lo que le da la gana. Si les cae uno mal –y como uno ha crecido, como yo era de un pueblo y crecí–, a la gente le da envidia. Y me disculpa que me enoje, pero es que es así.

Cuando hicimos la comisión para la reforma a la Salud nos asesoró Conrado Gómez, de la OPS, quien después fue superintendente. Un muchacho honrado, que nunca ha hecho política, decano de la Universidad del Bosque, profesor de la Nacional, y creo que ni ha votado por mí. Pero ese era el lío. Entonces, como yo fui la que escogí al superintendente, ¡y ni siquiera fui yo!, dicen que le dije “usted tiene que hacer lo que a mí me da la gana”. ¡Son unas cosas locas! Ahora bien, ¿de quién es el superintendente? De Simón Gaviria. Entonces, ¿todo lo malo de la Salud es por Simón Gaviria? ¿O entonces malo es cuando es amigo de uno y bueno es cuando es amigo de los otros? Y yo quiero mucho a Simoncito, pero a mí que no me digan…, porque aquí ya me estoy dando cuenta de cómo son las cosas.

Es que yo soy amiga de todos los del sector Salud, pregúntenle al doctor Carrasquilla, el de la Fundación Santafe. Ese señor me conoce desde que yo estaba en la Secretaría de Salud y luego él fue secretario, escribimos hasta un libro de atención primaria. Y con Luis Fernando Cruz, que es del Valle del Cauca, el que fue de la fundación Carvajal. Todos son amigos míos.¿Entonces cómo hago yo?  Pero, por ejemplo, hay directores de hospitales del Valle que yo ni idea quiénes son porque son más jóvenes, pero casi todos los que pueden ocupar cargos grandes son amigos míos porque yo estaba en el sector Salud.

C.P.: Entonces, ¿por qué en el Valle del Cauca hay gente que dice cosas como: “Yo tengo este puesto gracias a Dilian Francisca y tengo que pagar de mi salario una cuota mensual para ella”?

D.F.:¡Que me lo diga para denunciarlo por calumnia porque yo no tengo nada que ver! Y menos yo pedir. La que menos. Vaya pregunte por unos o por otros.¡Yo si no, qué voy a andar diciendo! ¡Noooo!

C.P.: ¿Pero esas cosas pasan o no?

D.F.: Pues pasan, pero no en mi movimiento. Que me diga quién es para demandarlo.¡Nunca en la vida! ¡Yo para qué! Yo no necesito. No, ¡olvídese de eso, pues! Yo nunca lo he hecho y me parece hasta atrevida la pregunta, discúlpeme, porque eso no me lo debería preguntar porque eso no es verdad. ¡Y yo nunca lo haría! Yo no soy ninguna infeliz que hace política para cobrarle a la gente, eso no lo puede decir nadie pero nadie en el mundo.

C.P.: Otra de las personas que tiene mucho poder en el Valle del Cauca es el senador Roy Barreras, también en el tema de la Salud. ¿Usted tiene relación con él, viene a visitarla?

D.P.: Sí, yo soy amiga de él. Yo soy amiga de todos los congresistas y de los del Valle también. Y me viene a visitar, claro.

C.P: Ahora que usted dice que no vuelve al Senado, y Roy Barreras dice que se va también, ¿quién queda con todo ese capital político? ¿Quién es el heredero de ustedes?

D.F.: Es que eso no es de heredar, eso es del trabajo que hace cada uno. Hay mucha gente buena en el movimiento, que va a salir también  y van a salir representantes del mismo movimiento, pero es gente que se lo ha ganado y que ha luchado, y que ahora van a reemplazarme. Es que uno no es irremplazable; además, uno no puede estar toda la vida en un solo cargo. Todo el mundo tiene derecho a aspirar.

C.P.: ¿Quiénes son?

D.F.: El movimiento decidió que fuera al Senado Roosvelt Rodríguez, porque es la persona más visible después de mí. Hicieron asamblea en Tuluá, y me parece muy buena escogencia porque es un muchacho muy serio, muy responsable.

C.P.: Senadora, usted es de todos los afectos del expresidente Uribe, pero también del partido de la U que hace parte del gobierno. Ahora que están el presidente Santos y el expresidente Uribe en esta pelea, ¿con cuál de los dos está?

D.F.: No, yo pienso que ojalá ellos se encontraran. A mí me parece que una de las cosas terribles que nos ha pasado es que ellos estén distanciados. Pues realmente estamos con el Gobierno, con el presidente Juan Manuel Santos. En este momento nosotros no podemos…, estamos con él, con sus políticas, y si yo salgo seguiré apoyando sus políticas pues él es  presidente del partido de la U y yo soy del partido de la U. Además, me parece que lo está haciendo muy bien

Dilian Francisca ToroC.P.: ¿El expresidente Uribe ha venido a visitarla?

D.F.: El expresidente Uribe sí. Como él vive por acá cerca, de vez en cuando viene y visita a Bernardo (Moreno) y me saluda a mí. Pero hace mucho rato no viene.

C.P.: Pero tiene que reconocer que para usted es un conflicto muy grande tener que decidir entre apoyar al uno o al otro, y en marzo hay elecciones.

D.F.: Sí, yo quiero mucho a los dos, pero de verdad creo mucho en el presidente Santos y tengo una muy buena opinión de lo que él ha venido haciendo. Independientemente de cualquier cosa, lo ha venido haciendo muy bien.

C.P.: ¿Y qué va a hacer con el expresidente Uribe cuando se le enoje por eso?

D.F.: Es que uno a veces quiere a las personas, pero uno toma decisiones. Yo al presidente Uribe lo quiero mucho y todo pero, como le digo, yo tengo el pensamiento de que hay que mejorar la calidad de vida de la gente, de que hay que trabajar muchísimo en lo social y yo por eso apoyo tanto al presidente Santos, porque creo que él ha trabajado mucho en el tema social.

C.P.: ¿Y el expresidente Uribe no?

D.F.: También, también lo hizo. El partido de la U tiene las dos cosas: seguridad democrática y la parte social. Y, pues, realmente votamos por un programa de gobierno del presidente Santos y del partido de la U.

C.P.: ¿Usted no siente que el presidente Santos ha traicionado al expresidente Uribe, como el expresidente Uribe dice?

D.F.: Ya esos son problemas de ellos. Por eso le digo que deberían sentarse y hablar porque, por ejemplo, Uribe dice que se ha deteriorado la seguridad, yo creo que el presidente Santos ha trabajado mucho por la seguridad también, pero el problema es diferente ahora. Por ejemplo, ahora la seguridad ciudadana está alterada por las bacrim, cuando estaba el expresidente Uribe el problema era en la parte rural. 

C.P: El Valle del Cauca está como en un renacer, queriendo dejar atrás ese pasado oscuro del que de alguna forma usted hace parte.

D.F.: Pero me siento orgullosa del pasado, de lo que yo hice en el pasado y de lo que he estado haciendo en el presente. Si alguna ha trabajado por el Valle he sido yo: cuando fui presidente del Congreso conformamos la bancada parlamentaria, ¡pero como la consigna es que los congresistas no servimos para nada, y resulta que los que sacan las cosas son los gobernadores! Pero somos los congresistas lo que nos metemos allá a pelear con los ministros y hasta con el presidente para que metan los recursos del Valle del Cauca. Después se le olvida a todo el mundo hasta nombrarnos.

Pero yo le digo una cosa, la bancada parlamentaria del Valle es ejemplo: para buscar recursos para el Departamento del Valle del Cauca hemos estado muy unidos. Muchos recursos del Valle del Cauca, del MIO, recursos de Buenaventura, como la doble calzada de Buenaventura, los conseguimos cuando yo era presidenta del Congreso, y los 400 mil millones que faltaban para el MIO también los sacamos.

C.P.: ¿Porqué cree que a pesar de ese balance positivo que usted hace, el departamento ha estado en una situación tan dramática los últimos años?

D.F.: Ese es el problema, que a los congresistas nos echan culpas de lo que hace la rama ejecutiva. Los gobernadores que ha habido no los hemos elegido nosotros. Yo elegí a Angelino Garzón y me pareció un buen gobernador, de ahí para acá no he elegido a ninguno. A Ubeimar al final lo apoyé.

C.P.: ¿Y usted cuándo se va a lanzar a la rama Ejecutiva?

D.F.: No, no sé cuándo. Primero salgo de aquí, mija. Pero le digo que me siento orgullosa, yo no siento que haya hecho algo malo.

C.P.: Y usted quiere ser parte del futuro del Valle, me imagino también. ¿Qué tiene para ofrecer al futuro del departamento?

D.F.: Trabajo, eso es lo más importante y lo único que yo le ofrezco al Valle del Cauca.

C.P.: ¿Cómo van las clases de inglés?

D.F.: Bien, muy bien. ¿Y es que usted como sabe que estoy tomando clases de inglés? El profesor viene aquí.

C.P.: Y que está haciendo un postgrado.

D.F.: Sí, en Gobierno y Gerencia Pública. Ese es por internet.

C.P.: ¿El profesor de inglés se lo facilita el Inpec?

D.F.: No, yo pago y el Inpec lo deja venir acá. Aquí es bueno, aquí es chévere.

C.P.: ¿Cómo así que aquí es chévere…se quiere quedar?

D.F.: Bueno, digo yo que por lo menos me dejan hacer eso, por lo menos me dejan estudiar. Este tiempito tengo que aprovecharlo para cosas que me sirvan para el futuro.

Comments are closed.