No al todo vale

0

Por: MiguelJ MondragónD

Twitter: @Miguel_Mondrag

Twitter: @Miguel_Mondrag
Twitter: @Miguel_Mondrag

Defensor de DDHH, soñador, sin Justicia Social no hay paz duradera. Administrador de Empresas, Especialista en Gerencia Social. Con experiencia en procesos de intervención social con comunidades en situación de pobreza extrema.

Isagén vendida al único postor en cuestionada subasta a pérdida, estimada en unos $2,37 billones para crear infraestructura de las vías 4G; Ecopetrol valiendo $40 billones menos que el año anterior, fondos privados de pensiones desplomando las ilusiones del mejor retiro para muchos colombianos, el dólar por encima de los $3.200 hace que los colombianos seamos más pobres, el PIB en caída libre; desde agosto de 2014 para acá el peso colombiano se ha devaluado en un 75%, lo que aumenta la percepción de pérdida de riqueza por efecto de esta devaluación, generando disminución del poder adquisitivo. Como si no bastara, expertos economistas se atreven a afirmar que en próxima revisión de cifras sobre el PIB per cápita de Colombia (el que estima la riqueza del país y la capacidad de consumo), caerá de 8.000 U$ a 6.000 U$, otras cifras de expertos también revelan que en los últimos cinco años Pacific Rubiales ha perdido el 97% de su valor.

Poco alentador el panorama económico colombiano para el 2016, y en cuenta regresiva, Gobierno y Guerrilla de las Farc reanudan en Cuba diálogos en sesión permanente desde el pasado miércoles 13 de enero, lo que podría ser la fase final para la firma de la paz, buscando cerrar el ciclo en fecha prevista para el próximo 23 de marzo, ahora puesta en duda por algunos voceros de las Farc.

Invertir en infraestructura con plata de dudosos negocios vendiendo el patrimonio de los colombianos, argumentando buscar recursos para generar desarrollo y crecimiento económico bajo la premisa del todo vale, y en medio de tanta controversia, nos deja un sinsabor, y queda la duda ¿Si el gobierno también pasaría por encima de todo, precipitadamente buscando dineros para inversión social, vendiendo lo que sea, a quién sea por el precio que sea, como lo ha hecho para invertir en infraestructura?

Construir carreteras y transformar espacios públicos trae beneficios, lo que requiere cuidadosos procesos de intervención social, construidos conjuntamente con las comunidades. Si se pasa por encima de la dignidad humana no hay nada: Con hambre, sin vivienda, sin salud ni educación, sin ingresos para subsistir, imposible entender que infraestructura es progreso, ¿Sin necesidades básicas satisfechas, a quiénes beneficia el crecimiento y el desarrollo económico en un país como Colombia?.

La inversión social para transformar vidas invirtiendo en el Ser, inversión para la vida digna de más de 13 millones de colombianos que viven en situación de pobreza, y los casi 4 millones que lo están en pobreza extrema, también necesita de grandes negocios, de cuantiosas ventas, de personajes de la vida pública enfrentados dando la pelea, de muchísimos colombianos del común en paros, protestando y gritando en las calles, apostados en semáforos, llenando plazas públicas gritando arengas: “No más inequidad!, No a la injusticia social!, No más tolerancia a la corrupción!”. Requiere también de miles de cibernautas activos en redes sociales volviendo tendencia nacional hashtags tipo: #PazesJusticiaSocial #InversiónSocialYá #ColombiaSinHambre #ColombiaSeRespeta

En Colombia la guerra, el narcotráfico, la pobreza, la delincuencia y para los corruptos, la política son negocios. El país rural, el de la clase obrera y trabajadora que luchan por sobrevivir, el de la gran mayoría de colombianos de bien que sueñan y trabajan por un mejor país, por una nueva Colombia en paz, que siente que “se puede, pero sin el todo vale”.

Comments are closed.