Alcaldía y Concejo siguen sin entenderse

0

Tres de los cuatro temas sometidos a discusión en sesiones extraordinarias del Concejo son de trámite, en opinión de varios ediles.

Muchos concejales piensan que los temas más importantes para Cali aún no han sido presentados a la corporación. Foto Cortesía renovacioncultural.blogspot.com

Desde antes de que se iniciaran las sesiones extraordinarias en el Concejo de Cali, convocadas por la Administración del alcalde Rodrigo Guerrero del 18 al 30 de septiembre, varios concejales manifestaban abiertamente su desacuerdo con la calidad de los proyectos que serían sometidos a discusión en ese periodo.

Cuatro temas fueron dados para legislación en los últimos 13 días de septiembre: el Sistema Municipal de Áreas Protegidas, el Estatuto Arbóreo, las vigencias futuras para seguros, vigilancia, aseo, fotocopiado y combustible, y las vigencias futuras ordinarias para el financiamiento de la infraestructura deportiva con vistas a los Juegos Mundiales 2013.

“Esperábamos más de esta Administración Municipal. Las sesiones extraordinarias son un espacio muy importante para que se discutan proyectos relevantes para la corporación y la ciudad”, sostiene el concejal del Partido Conservador, Harvey Mosquera, quién habló con EL PUEBLO.

“Sin embargo, se nos hicieron llegar dos proyectos de trámite. Uno es el que tiene que ver con las vigencias futuras para la adquisición de gasolina, fotocopias y papelería. El otro es el Estatuto Arbóreo, que pudo haberse presentado en las sesiones ordinarias”, agrega el edil.

En opinión de Mosquera, solo las vigencias futuras para asegurar el mejoramiento de escenarios deportivos de Cali, donde se disputarán los Juegos Mundiales 2013, se distinguían por su importancia de los otros temas.

“La administración no nos ha hecho llegar unos proyectos estructurales, sino que ocupó este tiempo para trámites”, insiste el concejal.

Los temas que se discutieron

Rosalía Castro, coordinadora del observatorio Cali Visible, coincide con el concejal en que el asunto más importante que se debatió en las sesiones extraordinarias fue el de las vigencias futuras para los escenarios de competencia de los Juegos Mundiales 2013.

“Es un proyecto muy importante para Cali, porque la ciudad ya se comprometió a organizar esos juegos y el Alcalde pidió 4.200 millones de vigencias futuras para garantizar el inicio y la terminación de obras de unos escenarios deportivos que se van a necesitar”, comenta Rosalía Correa.

Durante estas sesiones extraordinarias, la secretaria del Deporte, Clara Luz Roldan, les recordó a los concejales que la Administración Municipal comprometerá 20 mil millones para la realización de los Juegos Mundiales, mientras que los gobiernos nacional y departamental aportarán 65 mil millones y 10 mil millones, respectivamente.

Aunque en meses anteriores varios concejales habían llamado la atención sobre la improvisación y una posibles falta de recursos para los Juegos Mundiales, los ediles se mostraron receptivos al proyecto de vigencias futuras para su organización.

Por ejemplo, según un boletín oficial de la corporación, “el concejal José Fernando Gil destacó la labor de la Secretaria de Deportes y dijo que en el estudio de los proyectos de acuerdo no se están colocando cortapisas a la Administración Municipal. ‘Solo queremos ser responsables con lo que hacemos y queremos que a Cali le vaya bien’”.

La discusión de las vigencias futuras para insumos del funcionamiento de la Alcaldía también marchó sin traumatismos de consideración.

De acuerdo a la relatoría del Concejo, Alfonso Otoya Mejía, director de Desarrollo Administrativo, reconoció que la Administración Municipal acogió las inquietudes de los concejales y las incluyó en la presentación del proyecto.

En cuanto al Estatuto Arbóreo, los concejales integrantes de la Comisión de Plan y Tierras tomaron la decisión de no cerrar el estudio del proyecto de acuerdo, por lo cual este tendrá que volver a ser presentado en el periodo de sesiones ordinarias.

Concejales y líderes de la comunidad manifestaron dudas sobre si lo que se sometió a discusión es un estatuto, es decir, una serie de normas o de lineamientos, o si es en realidad un manual. Por esta razón, el proyecto deberá volver a ser debatido en una futura ocasión.

Lo que queda pendiente

Pese a las críticas de los concejales sobre la demora de proyectos claves para la ciudad, Rodrigo Guerrero insiste en que las relaciones de su administración con el Concejo son buenas

Nueve meses después de que Rodrigo Guerrero anunciara una reforma administrativa, en su discurso de posesión como alcalde de Cali, el proyecto de reestructuración sigue sin llegar al Concejo.

Extraña que la Gobernación del Valle, en medio de la gran turbulencia con la que se ha desarrollado a lo largo de 2012, ya haya presentado un proyecto de reforma administrativa a la Asamblea Departamental. Guerrero había dicho el pasado 6 de agosto que se su administración se comprometía a entregarla al Concejo a finales de 2012 o a principios del próximo año.

Pero esta reforma es apenas uno de los temas trascendentales que el gobierno municipal no ha presentado para que sea debatido y aprobado por los concejales.

 Los ediles continúan preguntándose cuándo y cómo se legislarán la escisión de Emcali y las vigencias futuras para terminar la construcción del Mío Cable.

Igualmente, en agosto pasado Guerrero había comentado durante un balance de sus 200 días de Gobierno: “Necesitamos tener la propuesta lista. En esta semana la Superintendencia me ha dicho que ellos van a tener lista la información, exactamente cuál es el pasivo prestacional que tiene el personal que está vinculado a la empresa de teléfonos, porque aparentemente por la situación que vivimos en el pasado, cuando se aprobó la escisión no fue atractiva, porque tenía un pasivo prestacional tan grande que ninguna empresa quiso medírsele a eso; parte de la idea sería ver cómo resolver ese pasivo prestacional para hacer la escisión y no poner a esa empresa en una situación difícil”.

“Hecho eso quedaría pendiente el mecanismo de recuperación de la plata. Se paga la deuda del billón de pesos que le debemos a la Nación. Ya está claro que eso pasa a un fondo Nación en Cali y de ahí se devuelve para la ciudad. De modo que eso está resuelto y que haya un acuerdo de buen gobierno, que creo que es relativamente fácil. Hecho eso vamos a presentarlo al Concejo, a socializar el proyecto con la ciudad y concejales”, concluyó el alcalde.

Pero hasta ahora, los concejales no saben nada de la propuesta. Cabe aclarar que el alcalde ha dicho a otros medios que fueron los mismos concejales quienes pidieron que proyectos tan complejos como la escisión de Emcali, y las vigencias futuras para el Mío Cable y la segunda Fase de las Megaobras, se presentaran en las sesiones ordinarias.

Según Guerrero, los ediles consideraban que el tiempo de las extras no sería suficiente para discutir adecuadamente temas de esa magnitud. Fernando Tamayo, presidente del Concejo, también había dicho que era muy complicado legislar proyectos de tal importancia en el corto tiempo de las sesiones extra.

No obstante, el concejal Harvy Mosquera atribuye la demora en la presentación de los proyectos a “la inexperiencia de las personas que se encuentran en el gabinete”.

“Sabemos que son muy estudiosos, que han realizado posgrados en otras latitudes, pero de la cosa pública no tienen idea. De ahí que no se hayan tomado decisiones de manera oportuna”.

“Hay un problema de falta de confianza entre la Alcaldía y el Concejo, y de falta de capacidad para saber hasta dónde llegan las funciones de cada uno. El manejo técnico-político de la Administración Municipal tiene debilidades en este momento, porque lo técnico y lo político deben estar en juego”, comenta Rosalía Correa.

EL PUEBLO trató de contactar al alcalde Rodrigo Guerrero a través de su Departamento de Comunicaciones, pero no se le concedió una oportunidad a esta publicación para hablar con el mandatario.

Comments are closed.