¿Bonanza en la economía del Valle?

0

En medio de las dificultades por las que atraviesa el país, analistas coinciden en que el departamento pasa por un buen momento, pero hay que ser moderados con el optimismo.

Cynthia Vanessa Lewis Torres

cynthialewistorres@gmail.com

@cvlewis

La independencia del sector minero-energético que tiene el Valle, se convirtió en una de sus principales fortalezas para blindarse del ‘coletazo’ que le dio a la economía la disminución del precio internacional del petróleo.

En esto coinciden diferentes analistas y representantes gremiales del departamento. El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, manifestó que “es evidente que la economía regional atraviesa por una buena coyuntura; cosa que no se puede decir, por ejemplo, de las de Santander o Cundinamarca tan dependientes, directa o indirectamente (vía gasto del Estado), del sector minero-energético”.

Los indicadores lo demuestran. Entre enero y febrero de este año fue uno de los seis departamentos que aumentaron sus exportaciones y de este grupo fue el que más aportó a las ventas externas totales, aprovechando la devaluación del peso colombiano frente al dólar.

Mientras que las exportaciones de Colombia disminuyeron en un poco más de 31,1%, las del Valle aumentaron un 3,4%, al pasar de 291 millones de dólares entre enero y febrero de 2015 a 301 millones de dólares en el mismo periodo del año en curso, y se ubicó como el tercer departamento que más exportó. Por su parte, Antioquia y Bogotá, reportaron disminuciones del 12,4% y 14,7%, respectivamente.

Según la Cámara de Comercio de Cali, el valor en pesos de las ventas externas de los principales departamentos del país aumentó durante los dos primeros meses de 2016 frente al mismo periodo de 2015. “Atlántico (46,6%), Valle del Cauca (42,5%) y Antioquia (20,8%) registraron mayor crecimiento interanual durante enero-febrero de 2016”.

Ahora es líder en generación de empleo

Otra gran sorpresa la dio el desempeño del mercado laboral en Cali y el Valle. En el trimestre móvil diciembre -febrero de este año, fue la región que más empleo generó en el país.

La tasa de ocupación en Cali en el trimestre diciembre de 2015-febrero de 2016 fue 60,7% y aumentó 1,6 puntos porcentuales frente al mismo trimestre del año anterior. En contraste, la tasa de ocupación registró una disminución durante el mismo periodo en Bogotá (-1,9 puntos), Medellín (-1,1 puntos) y Barranquilla (-0,5 puntos).

“Cali lideró la generación de nuevos empleos (48.553) entre las 23 ciudades del País durante el periodo diciembre de 2015-febrero de 2016 (Gráfico 5). Esto significó un crecimiento de 4,1% frente al mismo trimestre un año atrás”, comentó la Cámara de Comercio de Cali (CCC) a través de su más reciente informe de Ritmo Laboral.

Desde 2010, la tasa de desempleo de la capital del Valle estaba significativamente por encima del promedio nacional. Cuando en Colombia era del 13,1% en la ciudad era de dos puntos más; y hoy las cifras están cerca, alrededor del 11 %.

Otro hecho que revela el buen momento de la economía de Cali, es que su número de empleos generados entre diciembre de 2015 y febrero 2016 representó el 36,5% del total de empleos creados en las 16 ciudades que aumentaron la población ocupada.

Por su parte, el Valle del Cauca también lideró la generación de empleo durante 2015 en Colombia; el número de personas ocupadas en el departamento aumentó 4,0% en 2015, lo que significó 85.631 nuevas personas con empleo.

“La tasa de desempleo del Valle del Cauca en 2015 fue 11,0%. Entre 2011 y 2015, el departamento logró una disminución de 2,9 puntos en la tasa de desempleo, la mayor frente a los principales departamentos: Antioquia (-1,2 puntos), Santander (-0,9 puntos), Bogotá (-0,8 puntos) y Atlántico (- 0,1 puntos)”, precisó la CCC.

El Valle del Cauca lideró la generación de empleo durante 2015 en Colombia; el número de personas ocupadas en el departamento aumentó 4,0% en 2015, lo que significó 85.631 nuevas personas con empleo.

Unido a esto, esta semana la CCC se refirió al buen momento de la economía con el número de empresas renovadas en el primer trimestre, en total fueron 53.290 firmas, lo que significó un crecimiento del 11,5% en comparación con los resultados del año pasado para el mismo periodo.

Al respecto, Ana María Lengua, directora de la Unidad de Registros y Redes Empresariales de la Cámara de Comercio de Cali, aseguró que el resultado es muy positivo y que da cuenta del optimismo que hay entre los empresarios con respecto al comportamiento empresarial y económico de la región.

“Conscientes de que el dinamismo estimula la transformación y el desarrollo, le estamos ofreciendo a los empresarios servicios útiles, agiles y pertinentes que aporten a su crecimiento. Este año la entidad hizo una inversión (cercana a los $500 millones) en la plataforma tecnológica que permitió ampliar en 200 % la capacidad de acceso simultáneo de empresarios”, dijo Lengua.

Por su parte, Esteban Piedrahita, relacionó estos positivos indicadores con los resultados de pobreza publicados por el Dane el mes pasado.

“El buen desempeño del empleo en Cali explica el que haya sido, con Barranquilla, la que más redujo la pobreza en 2015 (del 19,1% al 16,5%, respectivamente) entre las grandes capitales. En Bogotá y Bucaramanga, el porcentaje de personas pobres aumentó”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio de Cali en una de sus más recientes columnas de opinión.

Se recupera su industria

Por su parte, la industria también tuvo resultados positivos. Aunque los datos a primer trimestre de este año no han sido desagregados por departamento, el Dane reveló que en 2015 la industria de Cali y su área metropolitana creció un 2,7%, la mayor tasa después del Eje Cafetero (+3,1%), y por encima de Barranquilla y Cartagena (+1,9%), Medellín (+1,2%); mientras que los Santanderes (-0,1%) y Bogotá (-2,7%) tuvieron disminuciones.

“La industria viene creciendo, llevamos más de 28 meses consecutivos con crecimiento de la producción industrial; mientras que el país apenas tuvo este comportamiento en el primer mes de este año. Esto indica que no es un fenómeno coyuntural, sino que es la tendencia, lo que genera tranquilidad al saber que la industria regional está en recuperación”, precisó Gabriel Velasco, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios seccional Valle del Cauca.

Dinamismo en el comercio minorista

En lo que se refiere al consumo de los hogares, los resultados también reflejaron el buen comportamiento de la economía caleña.

Según el Dane, las ventas del comercio de la capital del Valle en 2015 crecieron un 7,5%; frente al 3,3% de Medellín, el 1,4% de Barranquilla y caídas del 1,1% en Bogotá y el 8,2% en Bucaramanga.

Según los datos de la Andi, el Valle fue el único departamento donde, a pesar del encarecimiento de los vehículos por la devaluación, sus ventas en el bimestre enero-febrero crecieron ligeramente (0,3%); mientras que en Antioquia cayeron un 1,8%, y se desplomaron en Santander (en un -18,3%), Atlántico (-21,9%) y Bogotá (-23,8%).

Lo que, según los analistas, está relacionado con el aumento de la cantidad de dinero que entró al Valle por ser “un receptor desproporcionado de remesas”.

De hecho, el año pasado el departamento recibió el 30% del total que le entraron al país por tener el 20% de los colombianos que están en el exterior. En dólares, entraron un poco más de 1.200 millones, y al promediar la tasa de cambio por trimestres, esa cifra significó el ingreso de más de 3,4 billones de pesos; a diferencia del 2014 cuando ingresaron 1.203 millones de dólares que representaron un poco más de 2,4 billones de pesos.

Por ejemplo, en el tercer trimestre de 2015 la cantidad de dólares recibida se incrementó en un 20% en comparación con el mismo periodo del 2014; mientras que el monto en pesos lo hizo en un 84%.

 Esto a su vez, se relaciona con la dinamización de la compra de vivienda en el departamento. El crecimiento fenomenal de los despachos de concreto en el Valle en enero (+34,7%) frente al mismo mes de 2015. En Atlántico también se observó un buen desempeño (+16,6%), pero hubo caídas pronunciadas en Antioquia (-10,5%), Santander (-11,6%) y Cundinamarca (-14%).

“Tras largos años de estancamiento, el mercado de la construcción en el Valle ha recobrado su ímpetu”, dijo Esteban Piedrahita.

Por su parte, Cali fue la quinta con mayor nivel de inflación, un índice de 3,58%, en el promedio nacional después de: Bogotá (3,81%), Manizales (3,67%), Popayán (3,63%), y Tunja (3,58%).

Piedrahita concluyó que “no hay razón alguna para dejarnos contagiar del pesimismo que emana del centro del país que vivió una década dentro de una burbuja inflada por una bonanza no renovable y un Estado dadivoso”.

No obstante, Juan Esteban Carranza, gerente del Banco de la República seccional Cali, dijo que “la amenaza que enfrenta la región es la desaceleración que enfrenta toda la economía colombiana, porque eso de todas formas afecta a las empresas ubicadas en el Valle, que fundamentalmente atienden la demanda del resto del país… Por ello esta posibilidad debe moderar el optimismo de la gente”.

Comments are closed.