“Cali no puede cumplir las expectativas de los migrantes”: Alfonso Santacruz

4

Esta semana las noticias no fueron buenas para Cali. Más del 16 % de desempleo, un pobre desempeño de la industria y la salida de Michelin crean interrogantes sobre la realidad del despegue que creemos que está viviendo la ciudad. Alfonso Santacruz, de la Mesa de Empleo del Observatorio Económico y Social del Valle, pone en perspectiva y en contexto estas malas noticias.

Alfonso Santacruz

Claudia Palacios: Después de esta semana tan desalentadora para el empleo en Cali, la sorpresa de Michelin, y el pobre desempeño de la industria regional, ¿qué se puede decir?

Alfonso Santacruz: Es indudable que 254 personas, seguramente jefes de hogar, se quedan sin empleo, con una característica adicional y es que ese no es cualquier tipo de empleo. El tipo de personas y de empleo que se genera en Icollantas, en la fabricación de las llantas Michelin, es un empleo de carácter cualificado. Se pierde empleo de buena calidad.

Claudia Palacios: ¿Eso obedece a una situación coyuntural desfavorable de Cali y el Valle del Cauca, o es una situación del país, o de ese tipo de industria a nivel mundial?

Alfonso Santacruz: Yo no creo que esa sea una situación particular de Cali, en primer lugar. Cali no es que sea una ciudad con mala suerte. Lo que sucede es que aquí y en Cundinamarca hay plantas de una empresa que considera que los costos de producción son muy altos o los márgenes de ganancia son muy bajos. Y tiene otras plantas en el mundo y por efectos de la globalización y de la intermediación decide cerrar estas y hacer la producción en otro lado. Lo que pasa es que se da en un contexto muy interesante para Cali, porque la ciudad tiene una de las tasas de desempleo más altas entre las ciudades más importantes del país. Se ubica la tasa en el 16.4 %, que es demasiado alta.

Claudia Palacios: ¿Por qué no se logra bajar esa tasa de desempleo? Parece que los planes de choque para creación de empleo que no han dado resultado.

Alfonso Santacruz: Una respuesta que valdría la pena abordar primero es que el empleo  no se crea con decretos o con normas, sino que se deben generar condiciones. En este momento no parece que haya las condiciones adecuadas para hacerlo. Es indudable que la promoción y ejecución de obras públicas, que estaban quedadas, seguramente van a impulsar empleo. A la ciudad han llegado empresas del sector comercio y minero, y eso ha generado empleo.

Ahora bien, Cali tiene un problema de migración muy delicado. Mientras la ciudad siga generando expectativas para mucha gente, será el polo de atracción. El año pasado entraron 115.000 personas a Cali por migración, y eso es una cifra bastante preocupante. Esto porque son personas que generalmente vienen a buscar oportunidades laborales y de vida. Las posibilidades de encontrar empleo para esa población, empleo formal, son nulas. La población que viene en situación de desplazamiento generalmente es población rural con bajo nivel de calificación, con desconocimiento del entorno de la ciudad.

Claudia Palacios: ¿Usted le diría a los desplazados que están llegando que en Cali no van a cumplir sus expectativas?

Alfonso Santacruz: Esas personas deben tener un tratamiento especial ya que la solución del empleo no es igual para todo el mundo. Por ejemplo, el caso de las mujeres: ¿por qué en el caso de las mujeres la tasa de desempleo es más alta que la de los hombres? Los jóvenes tienen más dificultades también. Por ende, frente a todo eso se deben tomar decisiones diferentes. Aquí se han hecho esfuerzos en ese sentido. Se acaba de conocer la terminación de una encuesta multipropósito que va a dar información muy precisa, por comunas por ejemplo. Pero, por otro lado, nosotros seguimos pensando que Cali y Yumbo son lo único que existe aquí en el departamento y resulta que el empleo en la región se crea en el norte del Cauca, Palmira, Jamundí y Candelaria, y no se está midiendo el desempleo y el empleo en esas zonas. De aquí se desplaza mucha gente hacia esos lugares y esa gente no entra en las cifras. Por lo tanto, puede haber mediciones que subestiman el problema.

Claudia Palacios: ¿Cuánto es el desempleo en mujeres y en jóvenes?

Alfonso Santacruz: La tasa de desempleo de las mujeres debe estar seis puntos por encima de la de los hombres: alrededor del 20 % o 21 %, y muy similar a la de los jóvenes.

Claudia Palacios: ¿Qué es lo que se está haciendo que no funcionó?, porque hay otras ciudades capitales como Barranquilla o Medellín que no tienen esa problemática tan marcada. ¿Qué estamos haciendo mal en Cali?

Alfonso Santacruz: Una de las cosas que yo pienso, desde la perspectiva puramente académica, es que debemos medir de mejor manera la situación del mercado laboral. Cali tiene tasas de informalidad del 50 %. Y hay cosas que son imposibles de manejar desde la órbita local. Se comentaba en el Foro del Observatorio Económico Regional sobre el problema de las remesas que en eso no hay ninguna política pública local que pueda tener efectos. Llega menos plata o se vienen los migrantes que estaban en España y complican la situación del empleo, o los jóvenes que estudiaban con la plata que mandaba el papá o la mamá del exterior tienen que dejar de estudiar porque dejaron de enviarles dinero y salen a buscar empleo. Todo esto hace que la tasa de desempleo se incremente. Es de múltiples factores.

Claudia Palacios: ¿Están dadas las condiciones aquí en el Valle en cuanto a políticas públicas o en relación al desempeño del sector privado para atacar esas variables que usted dice?

Alfonso Santacruz: Yo considero que se están haciendo cosas y hay que reforzar otras. Se está fortaleciendo el trabajo de obras públicas, terminando las que estaban pendientes que se habían interrumpido, y todo eso crea una dinámica. Hay que crear un ambiente propicio para que existan  inversores y hagan empresa en la ciudad. Eso se ha venido dando. Hay esfuerzos de la agencia de inversión de la Alianza Pacífico, que está permanentemente indagando por traer inversores. Se deben hacer esfuerzos también en capacitación, por ejemplo, retener más a los jóvenes. Hay un plan de desarrollo para una agenda interna del Valle del Cauca, que evalúa qué tanto se están logrando las metas. Están los proyectos de regalías, algunos de los cuales pueden generar empleo. Sin embargo, los efectos no van a ser en un mes. Sí se han hecho cosas.

Alfonso SantacruzClaudia Palacios: ¿Usted pronostica, por lo tanto, que seguirá creciendo el desempleo?

Alfonso Santacruz: Lo que uno mira mensualmente es que por lo menos en el caso de Cali, como se está midiendo el desempleo que solo toca a Cali y Yumbo, uno no vería que se presenten bajas sustanciales en la tasa de desempleo. Pero tampoco se puede confundir uno por la tasa de desempleo, ya que, insisto, hay que mirar la calidad del empleo. Esto preocupa muchísimo. Nosotros en eso tenemos muchísimo que hacer; por ejemplo, los propósitos de los Objetivos del Milenio y los propósitos de la OIT sobre trabajo decente y digno.

Claudia Palacios: ¿De ese desempleo que hay en Cali que tanto corresponde a los empleos perdidos en el agro?

Alfonso Santacruz: Yo pienso que en el agro se han perdido pocos empleos, pues Cali es una zona eminentemente  urbana y la parte rural es muy poca; por lo cual, creo que no hay mucho desempleo rural.

Claudia Palacios: Como consecuencia de los tratados de libre comercio, ¿hay alguna repercusión en las cifras de desempleo Cali?

Alfonso Santacruz: Pues hay unos efectos interesantes y positivos para el sector del azúcar y el de textiles: han aumentado las exportaciones hacia Estados Unidos en este año. El problema con este último es que es problemático depender de ese producto  y se están perdiendo las oportunidades del TLC de abrirse a otros productos. Básicamente se está exportando, aparte de Estados Unidos, a Ecuador, Perú, y allí se concentra el 70 % u 80 % de exportaciones de Cali. Hay que buscar otros destinos.

Claudia Palacios: ¿En qué otros sectores trabajaría usted para la generación de empleo?

Alfonso Santacruz: Los sectores de la tecnología de la información, como la producción de software y aplicaciones para diferentes soluciones. Otro sector interesante es la hortifruticultura, pero no solo sacar el producto sino procesarlo para generarle un valor agregado. Hay una discusión sobre si nosotros seguimos viviendo del sector comercio y servicios, que aunque son importantes también se debe tener énfasis  en generación de actividades industriales.

Claudia Palacios: ¿Para generar empleo en el Valle qué se necesita, ¿más presupuesto, más voluntad política, o más qué?

Alfonso Santacruz: Se necesita más inversión, para empezar, pero también se necesita generar más condiciones. Se necesita, por ejemplo, terminar la carretera a Buenaventura. Eso es definitivo, hay un problema en la entrada y salida de productos, que genera costos en la movilización de carga.

Claudia Palacios: ¿Qué sigue después de la “sorpresita” que nos dio Michelin esta semana?

Alfonso Santacruz: Yo creo que no hay más Espero sorpresas más positivas que nos traigan más empresas. He tenido noticias de empresas que han solicitado la colaboración para la selección de personal de manufactura, y pues ojalá que se cumplan todas las expectativas para la llegada de inversión extranjera y nacional a Cali.

Claudia Palacios: ¿De cuántos años es el rezago educativo del caleño promedio para poder estar a nivel de la demanda de empleo que hay o que potencialmente existiría?

Alfonso Santacruz: La cobertura de educación en el valle es alta, la media y básica está por encima del 90 %, y es una de las más altas del país. Yo creo que en eso el valle no tiene mayores problemas.

Claudia Palacios: O sea, ¿las mujeres que no trabajan, no trabajan porque no estén capacitadas sino por qué razón?

Alfonso Santacruz: Porque no hay oportunidades de empleo. En el Servicio de Empleo hemos registrado unas  9.400 personas y la mayoría es gente con alguna formación de nivel técnico o tecnológico. De esas se han ubicado más de 1.500 personas, de las 3.900 solicitudes que han recibido. Pero hay cosas de que son difíciles de manejar. Es que el problema de Cali es hay más de  240.000 desempleados. Se tiene que mirar el problema de la costa Pacífica en su conjunto, algunos vienen del sur, como Guapi, Tumaco, Barbacoas, otros vienen del norte y llegan a Buenaventura, y como allá no hay oportunidades, entonces terminan en Cali.

Claudia Palacios: ¿Qué queda pendiente?

Alfonso Santacruz: Hay que trabajar de manera permanente y unidos,  poner de acuerdo a la académica, los empresarios, al sector público.

Los juegos panamericanos fueron un momento coyuntural importantísimo para la ciudad y para el despegue que tuvo Cali, y es probable que los Juegos Mundiales puedan generar una expectativa similar y que ayuden a dinamizar la ciudad.

Michelin

Comments are closed.