Confusión por litigio de locales en predios del Edificio Venezolano

0
Edificio Venezolano, donado luego de la explosión del 7 de agosto a damnificados.
Edificio Venezolano, donado luego de la explosión del 7 de agosto a damnificados.

La posibilidad de venta de los locales comerciales que hacen parte del Edificio Venezolano, construcción donada a 140 familias afectadas por la explosión del 7 de agosto de 1956, en Cali, ha creado gran confusión en la ciudad.

En plenaria del Concejo Municipal acerca de la titulación y legalización de predios en Cali, se abrió el debate sobre la situación de estas 140 familias que luego de 57 años de habitar en esta construcción donada por el gobierno venezolano y el Banco de la República, en terrenos igualmente donados por el médico Bueno Madrid, parte de la hacienda La Flora, no tienen los títulos de propiedad sobre los predios que conforman las zonas comunes y locales comerciales, de los que viene pagando los impuestos de valorización, predial, y demás cargos por servicios públicos.

Además en el primer piso del edificio y en sus zonas aledañas, pertenecientes al mismo predio se encuentran ubicados locales comerciales, que funcionan allí desde hace muchos años y tiene la intención de comprar los terrenos. Igualmente funcionan una cancha de fútbol y una iglesia, que prestan sus servicios a los residentes de este, el primer edificio dotado con todo el equipamento para un conjunto residencial.

“Desde el Gobierno de Rodrigo Escobar Navia, se ha pedido la escrituración de los apartamentos sin que haya solución a la fecha. La titulación y escrituración se volvió compleja para la administración municipal, pero sí una oportunidad para particulares que a la hora de plantear negocios despojan a tenedores de tierras o de predios sin que nadie interceda”, sostiene José Fernando Gil Moscoso Presidente del Concejo de Cali.

Gil Moscoso, recordó que el Edificio Venezolano, se construyó en un lote que donó el venezolano Bueno Madrid, para que habitaran parte de las familias afectadas por la explosión del 7 de agosto de 1956.

“El Banco Central de Caracas construyó el edificio de apartamentos, en parte de los terrenos de lo que era la hacienda la Flora, pero 57 años han transcurrido sin que los beneficiados con la donación hayan podido legalizar la propiedad de un bien que por derecho les corresponde, pues eso fue lo que recibieron ante la destrucción que ocasionó la explosión de camiones cargados con pólvora en lo que era la zona céntrica de Cali”, afirma José Fernando Gil Moscoso.

La fundación Ciudad de Cali, actualmente en liquidación, alquiló a la empresa Kokoriko parte del predio donde funcionan los locales comerciales que hacen parte del edificio Venezolano. Ahora esta empresa quiere comprar dicho local, a través de la fundación, sin el consentimiento a “los propietarios” del mismo, que son los habitantes de los 140 apartamentos del edificio Venezolano.

El Juzgado 9º lleva el proceso de reclamo que hacen los habitantes del Edificio Venezolano, ya que no es la primera vez que se trata de negociar los terrenos donados por el gobierno venezolano.

Comments are closed.