El Alcides Nieto Patiño, un velódromo con historia

0

Por la pista del velódromo Alcides Nieto Patiño han corrido más de un millar de ciclistas internacionales en las 12 copas del mundo realizadas desde 1996 y hasta el año pasado. Ahora, con el Campeonato Mundial a la vista, el maderamen está listo para volver a vibrar con la emoción del ciclismo en pista.

Cali ha recibido 12 copas del Mundo de Ciclismo en Pista, la última fue en noviembre de 2012 /Foto: Juan Camilo Palomar
Cali ha recibido 12 copas del Mundo de Ciclismo en Pista, la última fue en noviembre de 2012 /Foto: Juan Camilo Palomar

Desde 1950, Cali fue pionera en la práctica del ciclismo de pista, cuando de la mano de Félix Umaña, Lucero Urrego y Diego Calero, entre otros entusiastas ciclistas destacados de la Vuelta a Colombia, decidieron comenzar a poner en práctica su afición por el ciclismo en circuitos cerrados.

Utilizaron entonces pistas improvisadas en Buga, Palmira, Zarzal y Cali, para sembrar el proyecto de preparación en el ciclismo también con las pistas.

Años más tarde, fue el periodista y dirigente Alcides Nieto Patiño quien más insistió en la necesidad de construir un velódromo a la altura de los grandes escenarios en Europa, y fue así como para los Juegos Panamericanos de 1971 se construyó el que hoy lleva el nombre de aquel referente deportivo de Cali.

En esos primeros años, el velódromo no tenía techo, y fue construido por expertos alemanes, con la ayuda de Francisco Andrade, el popular “Pacho Tablas”, conocido en la ciudad como un hombre cívico que fue capitán de los bomberos y el encargado hoy en día de hacer el mantenimiento de la pista de este escenario.

La construcción original, que se mantiene desde entonces hasta ahora, tiene una estructura hecha milimétricamente, con los mejores materiales de la época, al cual solo hizo falta cambiarle tuberías y batería sanitaria en el 2013 con motivo de los Juegos Mundiales. Es de los pocos en el mundo que tienen 80 camerinos, pues fue obra de uno de los visionarios del ciclismo, el señor Nieto Patiño.

Vista exterior del velódromo, sector del Muro de escalada /Foto: Juan Camilo Palomar
Vista exterior del velódromo, sector del Muro de escalada /Foto: Juan Camilo Palomar

El maderamen que se utilizó en esos primeros años era de Celia africana, una madera que soportaba la intemperie al menos durante 10 años, tiempo después del cual debía renovarse. Por esa razón, en 1995 se construyó la cubierta del velódromo, en medio de los Juegos del Pacífico, y para ese mismo año en Bogotá, sede del Mundial de Ciclismo, los altos dirigentes de la UCI propusieron que Cali recibiera a partir del siguiente año las recién creadas Copas Mundo de Pista.

Fue así como comenzó la historia, la que cuenta Hernando Zuluaga, presidente de la Liga de Ciclismo del Valle y gerente del comité organizador del Mundial de Ciclismo. Él mismo estuvo presente en todas las Copas Mundo realizadas en Cali, las doce que se dividen en siete del “antiguo testamento” y las cinco del nuevo.

Ese testamento fue precisamente el techo, que en julio del 2001, luego de cuatro meses de realizada la sexta copa del Mundo, no soportó más su estructura y se derrumbó. Fue un momento difícil para la ciudad, que era feliz año tras año asistiendo a las competencias internacionales que allí se organizaban. Pero con la sede de la Copa Mundo de 2002 ya concedida, a la administración no le quedó de más que recoger los escombros y adecuar la pista para correr la séptima y última Copa Mundo de ese “antiguo testamento” que marcó un hito de ciclismo para Cali.

“Yo me estrenaba para ese entonces como presidente de la Liga (de Ciclismo) del Valle, y a la vez hice de speaker, porque antes fui comisario en las primeras copas aquí en Cali, pero mi condición de dirigente no me dejaba participar en el juzgamiento técnico” comenta Zuluaga.

El licenciado Hernando Zuluaga es presidente de la Liga Vallecaucana de Ciclismo desde 2002 e hizo parte de la organización de las 12 copas del Mundo realizadas en la ciudad
El licenciado Hernando Zuluaga es presidente de la Liga Vallecaucana de Ciclismo desde 2002 e hizo parte de la organización de las 12 copas del Mundo realizadas en la ciudad

La nueva era

La construcción de la nueva cubierta tardó tres años, entre 2004 y 2007, bajo la administración de Apolinar Salcedo, quien con su secretario de Deporte y Recreación, Rodrigo Santiago –hoy asesor de la actual secretaria de Deporte- viajaron a Europa para pedir de nuevo la sede de las Copas Mundo de Pista anuales que realizaba la UCI.

En adelante, desde el 2008, año a año en cinco oportunidades, Cali se vistió de anfitriona de las más concurridas Copas Mundo, con el que a juicio de la UCI es uno de los mejores velódromos del mundo por las condiciones climáticas donde se encuentra, además de la arquitectura y la calidad de su maderamen, sumado a las dimensiones del óvalo.

En 2010, luego de ver el éxito de cada Parada Mundial, una delegación de dirigentes encabezada por Hernando Zuluaga viajó a Medellín, sede de los Juegos Suramericanos de ese año, para solicitar a la UCI la sede de un Campeonato Mundial de Ciclismo en Pista, que finalmente se realizaría entre el 26 de febrero y el 2 de marzo de este 2014.

Velódromo Alcides Nieto Patiño - Capacidad 4.500 espectadores /Foto: Juan Camilo Palomar
Velódromo Alcides Nieto Patiño – Capacidad 4.500 espectadores /Foto: Juan Camilo Palomar

Copa Mundo o Parada Mundial

Es un circuito de competencias que se realizan durante un año para definir los ciclistas clasificados al Campeonato Mundial de Ciclismo del año siguiente, y puede variar entre tres o cuatro paradas o Copas Mundo en el año.

Cali, en Colombia, y Aguascalientes, en México, son dos de las más habituales paradas mundiales de ciclismo de cada año organizadas por la UCI. Previo al Mundial de Bielorrusia en 2013, además de Cali y Aguascalientes fue Glasgow la sede, y para clasificar al Mundial de Cali 2014, también fue agregada la parada de Guadalajara, en México.

Comments are closed.