El caleño Pablo Catatumbo en la mesa de negociación de paz

51

Jorge Torres Victoria, alias Pablo Catatumbo un caleño quien es comandante del Bloque Occidental y miembro del secretariado de las Farc será designado por las Farc como negociador de paz en la mesa con el Gobierno Nacional.

Jorge Torres Victoria es un caleño de 59 años, 40 de los cuales ha estado en la guerrilla. Ingresó al M-19 a mediados de los 70, y luego se incorporó a las Farc a inicios de los 80. Es miembro del Secretariado de las Farc desde el 2008. Formó parte del estado mayor central de esa organización por más de 10 años, después de haber sido comandante del bloque occidental.

Participó en los diálogos que esa guerrilla sostuvo con el gobierno nacional en Caracas y Tlaxcala, en los años 1991 y 1992, en el gobierno del presidente César Gaviria.

Después formó parte del ala de la guerrilla que no cree en la negociación.

Alias Pablo Catatumbo es uno de los seis hermanos que conforman la familia que tuvo que abandonar Cali por haber sido víctimas de retaliaciones de los paramilitares.

Janeth Torres, su hermana, fue secuestrada en 1996 en la oficina de la agencia de turismo Camino Real, ubicada en el barrio Versalles, en el norte de Cali, donde trabajaba. Ya el narcotraficante José Chepe Santacruz Londoño había secuestrado tres años antes a Amparo Torres, otra hermana de Catatumbo, quien trabajaba en la Universidad Santiago de Cali. El secuestro de Amparo se cometió para presionar la liberación de la hermana del narcotraficante.

Estados Unidos ha acusado a Torres Victoria por narcotráfico y ha ofrecido millonarias recompensas por su captura.

Torres Victoria ha sufrido quebrantos de salud originados por su adicción al alcohol.

Pablo Catatumbo, hace parte del estado mayor y el secretariado de las FARC, es el encargado de organizar las rutas para la distribución de la droga, así como de llevar a término un canje de secuestrados por guerrilleros presos en las cárceles colombianas.

Catatumbo tiene una «circular roja» de la Interpol por ser integrante del alto mando de las FARC, además los Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta $ 2,5 millones de dólares por información que conduzca a su arresto o la condena.

Asimismo, Catatumbo quien hizo parte del M-19, ha dirigido ataques a estaciones de Policía en Barragán, La Marina y La Magdalena, numerosas emboscadas a patrullas del Ejército y de la Policía, destruido infraestructuras eléctricas, hídricas, petroleras, de gas y vías públicas, asaltos a bancos y reclutamiento forzoso de menores.

Cabe mencionar, que fue precisamente un empresario vallecaucano quien, a solicitud del Gobierno, buscó a Pablo Catatumbo, para expresarle por primera vez en forma oficial la intención del presidente Juan Manuel Santos de explorar la posibilidad de iniciar una negociación para pactar la terminación del conflicto. Si esta vez resulta, dos vallunos serían los que habrían usado por primera vez la llave de la que tantas veces ha hablado el Presidente.

Comments are closed.