El coprotagonista colombiano de Marlon Brando

0

Rey CharrupiEn 1967 un grupo de entusiastas productores de cine italianos, decidieron emprender un proyecto cinematográfico sin antecedentes, que consistía en hacer una película de época en Cartagena de Indias, que tratara el tema de la esclavitud y el paso a la industrialización inglesa. Era tan gigante la apuesta cinematográfica, que se requería de señores actores para interpretar los papeles protagónicos, coprotagónicos y de reparto, razón por la cual esta superproducción tuvo como protagonista a Marlon Brando, el mismo actor que interpretó a Vito Corleone en El Padrino, la ópera prima de Francis Ford Coppola, la película calificada como el mejor guion de la historia del séptimo arte.

Otro coloso del cine fue convocado a ser parte del elenco de la película italiana que se rodaría en Cartagena: Sidney Poitier, primer negro en ganar un Premio Oscar.  La película se llamaría La Quemada. A pocos días de empezar el rodaje, el coprotagonista Poitier no pudo acompañar el proyecto, así que les tocó a la producción y a Marlon Brando buscar un actor. Fue entonces, cuando mirando locaciones, se encontraron con un negro que venia en un burro, el cual pensaron que podría hacer el papel de José Dolores, el coprotagónico. De este modo, un colombiano por primera vez coprotagonizaba una producción de cine internacional de gran formato.  Y se le iba olvidando una vez más a Colombia que el primer colombiano en hacer un papel protagónico junto con un actor de talla mundial ganador de Premio Oscar como Marlon Brando fue un palenquero, un negro de nombre Evaristo Márquez.

La Fundación Acua (Activos Culturales Afro) en asocio con Chao Racismo quisieron hacer un homenaje a Evaristo Márquez, y cuando fuimos al Ficci, Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, a plantear su intensión. El presidente del evento Salvo Basile manifestó que esa también era su intensión, ya que el había hecho parte de la producción de esa película cuando se rodó en Cartagena hace 45 años.

Alineados los astros, se hizo historia con un homenaje a Evaristo Márquez al proyectar la película La Quemada en el festival ante más de 1.500 personas. Entre mujeres, niños, ancianos y hombres se realizo la gala mas concurrida del festival.  Pero lo majestuoso y simbólico de esta gala fue que por primera vez en 54 años de historia del festival de cine más antiguo e importante de Latinoamérica, este evento se trasladó de Cartagena hacia Palenque, el primer pueblo libre de América; de Alaska hacia la Patagonia, aquel que fundó Benkos Bioho, primer negro que se liberó, liberó a otros negros del yugo español y fundó este pueblo, donde también nació, vivió, actuó y murió en la miseria Evaristo Márquez.

Felicitaciones al Ficci por su edición 54. Este evento, definitivamente, es el que mayor visitas internacionales genera: Cartagena se llena durante 7 días que dura el festival, y es una verdadera apuesta de inclusión, desde la estética, el contenidos, los sectores y territorios a los cuales afecta dignamente.  Todo ser humano tiene que ir por lo menos una vez al Ficci.

Finalmente, quiero felicitar a Óscar Hincapié Mahecha, Gafo, director de la película Petecuy, a su equipo y al elenco, por los buenos comentarios que recibió esta producción caleña, que brilló en el festival, porque más que un largometraje es una estrategia de intervención social con arte que logró arrancarles jóvenes al delito y darles artistas a la cultura, al cambiar armas por cámaras.

Comments are closed.