El ‘matador’ que toreó la muerte

0

Museo taurino de Sevilla- España

El filósofo, novelista, activista y prolífico escritor español Fernando Fernández Savater Martín, y quien la crítica cultural lo ha convertido en un referente imprescindible para toda una generación en Española afirmaba;… Sí, en el toreo está presente la muerte, pero como aliada, como cómplice de la vida:… la muerte hace de comparsa para que la vida se afirme.”

EL ACCIDENTE AUTOMOVILÍSTICO

Y la noticia con que despertamos los colombianos y payaneses el Lunes festivo 23 de Junio:…“Dos heridos graves y uno leve en un accidente de tránsito, en carretera cercana a La Fuente de San Estebanprovincia de Salamanca, Castilla y León, España”. Sí, el joven promesa del mundo taurino, el novillero Payanes Guillermo Valencia Calle de 19 años de edad, figuraba en la lista de accidentados entregada por el Hospital Clínico de Salamanca.

En el accidente ocurrido en la carretera de Castilla (N-620), en cercanía municipal de la Fuente de San Esteban, el colombiano había estado presenciando la corrida de toros celebrada en Ledesma y regresaba, con sus dos compañeros. El informe clínico manifestaba que habían dos heridos graves y uno leve tras el accidente en un vehículo de turismo Mercedes E-320.

Dio varias vueltas de campana, mientras el vehículo era conducido por David Sánchez de 23 años e hijo del Manager, del Torero Payanes. El otro acompañante, Ángel Sánchez de 53 años también fue llevado al hospital con graves lesiones en su cuerpo.

La historia trágica para una promesa del arte del toreo, le empezó a dar la vuelta al mundo, y por supuesto trascendió en Popayán en donde Guillermo Valencia nació el 24 de diciembre de 1995 y luego decidió tomar el camino taurino.

Los mensajes de apoyo inundaron su cuenta de Facebook y a sus padres también los llamaban para darles fortaleza. Sin embargo, el estado clínico del hijo torero de Popayán era complicado y a sus 19 años no estaba en un hospital por la envestida de un toro, sino por un toro mecánico que dio varias vueltas campana que casi le corta sus sueños. 

Matador Guillermo Valencia CalleHISTORIA DEL NOVILLERO PAYANES

Guillermo Valencia Calle, nació un 24 de Diciembre, hace 19 años en el seno de la familia payanesa conformada por María Leonilde Calle Martínez y Guillermo Valencia Paredes (Torero payanes). Estudió primaria en el colegio Bolivariano y bachillerato en el Centro Comercial de la ciudad de Cali. Y es que desde los seis años, acompañaba a su padre como “mozo de espadas” en las diferentes corridas de toros de los municipios caucanos y del sur occidente colombiano.

Pero hay dos anécdotas que marcarían su futuro en el mundo taurino, y el escenario sería la Plaza de Toros de Tacueyó- Cauca. Guillermo Valencia padre había terminado su faena majestuosa, y un empresario ofreció el premio de $100.000 por los mejores capotazos a un nuevo toro. En ese momento, Guillermo Valencia hijo, animado por su padre salió al ruedo a capotear uno de los primeros toros que tendría frente a sus ojos en la larga historia taurina que aún le esperaba por delante. Al final de la faena, Valencia ganó el premio y entonces comenzaría a soñar con glorias futuras en el difícil Arte y técnica de lidiar toros, porque como afirmaba el matador Rafael de Paula: «Lo más grande de torear es soñar cuando se torea».

La segundaanécdota, fue en la Plaza de Toros Cañaveralejo de Cali. Cuando el último torero terminó su faena, el público empezó a salir con cierto descontento afirmando que la corrida había estado regular. Justo ahí, Guillermo Valencia padre, pasó por encima de los espectadores a su joven promesa y lo sacó al ruedo en traje de luces y capote. El joven Guillermo Valencia, inició con los lances más serios y fundamentales que se hace con el capote: las “verónicas”, seguidas de “pases de pecho y al natural”, calidades insospechadas de temple y emoción que sacaron aplausos del público. Los comentarios en las afueras de la plaza Cañaveralejo eran:…”Lo mejor de la corrida fue la “faena” en solitario del joven que saltó al ruedo al final de la corrida”

Pero las primeras mieles del triunfo las encontraría lejos de estas tierras. Fue en una becerrada organizada por una empresa de Casinos en la ciudad ecuatoriana de San Gabriel, cuando Guillermo Valencia Calle, apenas con 7 años de edad, entró al mundo de la tauromaquia, porque debutó con un gran triunfo. De éste gran éxito, vendrían los contratos para ferias y novilladas en Ibarra, Cayambe, Tulcán del país hermano de Ecuador, y la ciudad de Ipiales en Colombia. De esas novilladas recibiría el Premio, “Manos Solidarias”.

A la edad de 9 años, en la preferia de la ciudad de Cali, sería contratado para una “Novillada”, donde actuó magistralmente con pases clásicos por excelencia para salir triunfante de esta faena. A raíz de ese triunfo sería contratado para una novillada de Verano en Bogotá, por el payanes Felipe Negret, Presidente de la Corporación Taurina de Bogotá. Entonces cortaría dos orejas y triunfaría, lo que permitió ser contratado para dos “Novilladas” más.

En 13ème Journée Taurine de Printemps de GARLIN-Francia“LA CONQUISTA DEL VIEJO MUNDO”

El Premio Nobel de Literatura en 1989,escritor, novelista y periodista Español Camilo José Cela afirmaba:…“El toreo es un arte misterioso, mitad vicio y mitad ballet. Es un mundo abigarrado, caricaturesco, vivísimo y entrañable el que vivimos los que, un día soñamos con ser toreros”. Pues bien éste “Arte misterioso” llevaría a Guillermo Valencia Calle a las Novilladas más importantes del circuito taurino nacional e internacional, en ciudades como Cali, Yumbo, Manizales, San Cristóbal- Venezuela, donde saldría triunfador.

Es bueno reconocer el gran apoyo del gran empresario Felipe Muñoz, en los inicios del mítico arte del toreo; porque gracias a él se fortaleció profesionalmente e iniciaría su formación como “Matador” en España, tras la relación que hizo Muñoz con los apoderados españoles Agustín Trapero y Felipe Sánchez.

Hoy sus dos apoderados son los Franceses Philip Cuille y Didie Cabanis y el gran Español Ángel Sánchez. Se radicaría en Salamanca, España en el seno de la familia de Ángel Sánchez (que hoy se encuentra en la clínica tras el accidente automovilístico). De ahí todo es historia, vendrían triunfos en ciudades francesas como: Vauvert, departamento de Gard;Garlin, departamento de Pirineos Atlánticos. Y ciudades españolas como: Boadilla,  provincia de Salamanca; Castilla y León, entre otras ciudades como Andalucía, Salamanca y Extremadura.

El pasado viernes 27 de junio, luego de varias horas estar internado en el hospital clínico de San Estaban, Salamanca, Guillermo Valencia Calle, fue dado de alta y entonces regresó al seno de su hogar español donde nuevamente pudo decir lo que ha dicho siempre: “Mientras me quede una pluma no dejare de volar…”

Comments are closed.