“El presidente nos viene ayudando, pero Buenaventura merece más”: Alcalde de Buenaventura

1

Mientras esperaba notificarse ante el Ministerio del Interior por un proceso en que se cuestiona el nombramiento de unos representantes de juntas locales, el alcalde de Buenaventura me dice cosas que parecen contradictorias:que la gente puede hacer turismo en su ciudad pero que hechos violentos como los de octubre a enero pueden ocurrir en cualquier momento; que lo que sucedió no afecta a la población civil pero que monseñor Epalza debe decirle a la fuerza pública donde están las casas en las que pican gente.

Ya lleva un año y dos meses en el cargo, y asegura que ahora empieza la etapa de ejecución. Mi conversación con Bartolo Valencia:

Alcalde de Buenaventura

Claudia Palacios: Alcalde, empecemos por la seguridad. ¿Cómo está hoy Buenaventura en materia de seguridad?

Bartolo Valencia: Hoy, en este momento, hay tranquilidad en Buenaventura.Durante los primeros nueve meses de 2012 fue el municipio de mayor convivencia en el Valle del Cauca y uno de los mejores en el país. A partir del 6 de octubre se presentaron enfrentamientos entre dos bandas al margen de la ley y eso alteró el orden público con desplazamientos. Pero hubo presencia inmediata de la Fuerza Pública local y del Ministerio de defensa con un mayor pie de fuerza ylogística en barrios y comunas en donde había bandas. Y ya fueron capturados la mayoría de los de las bandas La Empresa y Los Urabeños.

Claudia Palacios: ¿Cuántos faltan por capturar?

Bartolo Valencia: El número preciso no lo sabe nadie. Según la información de inteligencia y la Fuerza Pública, más o menos 80 % de la bandafue capturada.Creemos que sí porque ha habido tranquilidad. Pero como Buenaventura es un corredor estratégico por su posición geográfica, siempre hay presencia de actores al margen de la ley.

Claudia Palacios: Sin embargo, monseñor Epalza hace solo dos semanas dijo que hay casas donde pican gente, que las cosas siguen mal. ¿Qué opina usted de esas denuncias de monseñor?

Bartolo Valencia: No conozco casas donde piquen gente y no creo que alguien de la Fuerza Pública las conozca. Muy amablemente, ya nosotros en consejo de seguridad planteamos que es bueno dialogar muy detenidamente con el obispo para que nos indique cuál es la situación que él conoce. Es importante que él pueda informar a las autoridades sobre los lugares, porque si bien es cierto que ha habido alteración del orden público, también debemos reconocer que ha habido presencia del Estado. Hubo muertes dolorosas para Buenaventura, pero también tenemos que decir que ha habido un trabajo constante por parte del Comité de Víctimas de la ciudad.

Lo bueno es que hoy hay una gran sinergia entre todos los sectores que apoyan a Buenaventura, y vamos a iniciar el proceso de la restauración de la ciudad con la presencia del alto gobierno el próximo martes.El Presidente entregará 568 viviendas del proyecto San Antonio y también va a hacer el lanzamiento de 700 unidades de vivienda gratuitas. Con el gobernador del departamento le vamos a presentar una propuesta en lo social, porque Buenaventura tiene el primer puerto de Colombia, pero tiene un 64 % de desempleo, un 80 % de pobreza, un 43 % de indigencia. Es justo y necesario que el Gobierno la mire con mejores ojos. Estamos en un atraso de 50 años con respecto al resto del país.

C. P.: ¿Qué pasó con las alertas tempranas sobre la violencia que estalló en octubre, por qué no las atendió de manera que pudiera evitar lo que pasó?

B. V.: No,Buenaventura es un corredor estratégico y en cualquier momento se presentan bandas al margen de la ley.

C. P.: ¿O sea que eso puede volver a pasar?

B. V.: Puede volver a pasar.

Claudia Palacios - Alcalde de Buenaventura

C. P.: ¿Las promesas que le ha hecho el gobierno nacional en este tiempo que usted lleva como Alcalde las ha cumplido?

B. V.: Yo no diría promesas, yo diría compromisos de trabajo. Nosotros hemos ido a Bogotá con funcionarios del gobierno municipal a sentarnos en mesas de trabajo con el Ministerio del Interior, de Defensa, Transporte, Medio Ambiente. Por ejemplo, con la construcción de la doble calzada a Buenaventura que hay atraso, tenemos que llegar al Ministerio de Hacienda para que viabilice los recursos.

C. P.: ¿Por qué hay atraso?

B. V.: No podemos sustraernos de unas realidades que ocurren en Colombia, hay que tener una interlocución con las comunidades a través de las consultas previas que hay que hacer.

C. P.: ¿En este momento cuál es el palo en la rueda en cuanto a la consulta previa?

B. V.: No, ya se ha avanzado en la mayoría. Hoy el contratiempo es que no se ha hecho la contratación de los tramos. Tenemos que recurrir al Ministerio de Hacienda para viabilice los recursos. Pero hay otros proyectos que necesita Buenaventura como la extensión de la autopista del aeropuerto; necesitamos que la vía férrea funcione; que se reactive el campo, que haya proyectos productivos para que el campesino vuelva a producir; necesitamos que en la ciudad se trabajen proyectos de transporte masivo; el tema vial.

C. P.: ¿Qué ha pasado que en este año esa obra social no se ha visto?, hay quienes califican su gestión como muy pasiva…

B. V.: Yo respeto opiniones, pero decir que este gobierno de Bartolo Valencia Ramos y su equipo no vienen trabajando es desconocer una realidad. El primer año de gobierno es planificar, lo hemos hecho. Este año lo hemos llamado el año de las ejecutorias, y a partir del primer semestre vamos a ejecutar obras: boulevard en el centro de la ciudad, escenarios deportivos en diferentes comunas de Buenaventura, obras menores de pavimentación de anillos viales.

Y hoy lo que se puede decir de Buenaventura, frente a Colombia y el mundo, es que ha ganado un espacio de reconocimiento en el gobierno nacional, porque vamos constantemente a los ministerios a trabajar con los funcionarios del alto gobierno y también tenemos presencia del alto gobierno en Buenaventura, cosa que no se ha visto en años anteriores.

C. P.: Quizás quienes hacen las críticas se van por el lado de que la ciudad fue fortín político de Juan Carlos Martínez, cuestionado por parapolítica, y su llegada la vieron como una oportunidad de solucionar los problemas y marcar un contraste muy claro, pero no están viendo ese contraste todavía.

Alcalde de BuenaventuraB. V.: Es falta de conocimiento por parte de quienes critican el gobierno, porque el primer año siempre es planificar. Quienes hacen la crítica es porque precisamente les duele que un actor político popular sea elegido por el pueblo con más de 43.000 votos; que un hombre muy humilde que ha venido trabajando con las comunidades llegue.

C. P.: ¿Quiénes son?

B. V.: Usted lo mencionó.

C. P.: Yo lo digo por declaraciones que he oído de los representantes del comercio, que se quejan mucho porque tienen que cerrar sus locales temprano, en un toque de queda de hecho.

B. V.: Son quienes ven únicamente lo negativo, es decir, cuando ocurren hechos de muerte. Trabajamos con Cámara de Comercio, venimos aplicando la alianza público-privada, hay un gran compromiso de los empresarios con Buenaventura.

C. P.: No ha habido un toque de queda decretado, pero la gente sí tiene que encerrarse temprano por la situación.

B. V.: El comercio jamás. Ha habido unos barrios que han tenido que hacerlo cuando se presentaron enfrentamientos.

C. P.: ¿Ya los desplazados regresaron?

B. V.: Claro, porque ya hay tranquilidad.

C. P.: ¿Está ciento por ciento seguro?

B. V.: No, lo que pasa es que Buenaventura es un distrito más de Colombia y en Colombia no hay un lugar donde digamos “acá somos intocables”. En enero pasaron más de 37 mil turistas por Buenaventura y ellos pueden decirle a Colombia y al mundo si tuvieron alguna dificultad. Las actividades cotidianas se realizan con normalidad.

C. P.: A propósito, si alguien quiere ir a hacer turismo en Buenaventura, ¿cuál es el plan?

B. V.: Buenaventura tiene unas playas hermosas, La Bocana, Juanchaco, Ladrilleros; sitios agradables para que la gente vaya, la carretera antigua, San Cipriano, Córdoba, San Marcos. Y hay presencia de fuerza pública, hay tranquilidad. Cuando se habla de violencia, ellos están en su disputa entre ellos, pero la ciudad camina normalmente. En Semana Santa esperamos 40 mil turistas porque Buenaventura es de verdad un paraíso.

C. P.: ¿Es fácil encontrarlo a usted?, porque me han dicho varios funcionarios que cuesta mucho trabajo hacer una cita con usted o con sus funcionarios.

B. V.: Honestamente, no es fácil encontrarme. En Buenaventura el trabajo es complejo. Mire, la semana pasada estuve Cali – Bogotá. El viernes llego y a Buenaventura y hay mucha gente esperándome, muchas organizaciones. Buenaventura es el distrito más grande del Valle del Cauca, toca interactuar la zona rural, con el casco urbano, con las etnias indígenas, con todos los sectores sociales. Hay mucho desempleo, pobreza, indigencia, por eso el gobernante está siempre asediado por mucha gente que quiere empleo. Por eso requerimos apoyo institucional, para mitigar esa fatiga de quienes necesitan que se les ayude.

C.P.: ¿Buenaventura está pudiendo responder a las demandas del TLC desde que entró en vigencia?

B. V.: Los colombianos no podemos engañarnos, el TLC no nos coge preparados. Tenemos que crear esas condiciones entre todos. Hablaba con el embajador de Japón y le decía que es Buenaventura el territorio expedito en Colombia para que nosotros podamos interactuar, para firmar convenios de cooperación, igual cuando hablamos con el embajador de los Estados Unidos. Mi presencia en Bogotá es porque estoy interactuando con diferentes entes, de aquí salgo para el Ministerio de Relaciones Exteriores a buscar apoyo en temas culturales. Hicimos presencia en los juegos de Londres por esa interlocución con Relaciones Exteriores, un grupo de deportistas de Buenaventura fueron nuestros embajadores.

Alcalde de Buenaventura

C. P.: Si tuviera que poner en cifras lo que le hace falta a Buenaventura para estar a la altura de ser esa capital de Colombia sobre el Pacífico, ¿cuánto sería? ¿O no es una cuestión de dinero?

B. V.: En plata eso pasa de billones, es cuestión también de compromiso y fundamentalmente el de los bonaverenses, para que convivamos como hermanos, para que visionemos una ciudad amable, una ciudad donde vaya la gente.

C. P.: Usted menciona mucho a losa los bonaverenses y su responsabilidad en el desarrollo de su cuidad, ¿no siente que ellos amen realmente a Buenaventura, que trabajen por ella?

B. V.: Pienso que hoy la mayoría sí tiene ese compromiso de ciudad, pero hay unas pocas personas que le han hecho daño a Buenaventura y que le hacen daño; quizás tengan otros intereses.

C. P.: ¿Qué opinión le merece que la Cumbre de gobernantes de la Alianza del Pacífico se vaya a realizar en Cali y no en Buenaventura?

B. V.: Cali tiene mejores condiciones, es la capital. No podemos comparar Buenaventura con Cali, es una cumbre interesante, lógicamente.

C. P.: En términos concretos, ¿qué repercusiones tendrá para la ciudad que Buenaventura haya sido declarada Distrito Especial?

B. V.: Depende de nosotros los bonaverenses cómo aterricemos la Ley de Distrito. Es la oportunidad de hacer más recursos según cómo se implemente. Por sí sola no conlleva más recursos. Por el lado de lo ambiental se pueden generar estas oportunidades de recursos, es decir, la forma como se va a hacer el engranaje de lo fiscal: por puerto, algún peaje se puede establecer y eso va a generar recursos para la ciudad. Es llegar a la mayoría de edad.

C. P.: Hay un tema que viene de la administración pasada: la educación. La cantidad de recursos que se estaban girando para estudiantes fantasma, y los que no eran fantasmas estaban estudiando en condiciones inadecuadas en casas de gente que tenía vínculos con los políticos. ¿Ese problema está solucionado?

B. V.: Hoy, gracias a Dios, no existen esos estudiantes fantasma en Buenaventura. Estamos trabajando cogidos de la mano con los ministerios de Educación y Hacienda, Procuraduría y Contraloría. Tenemos una cobertura de más o menos
90 %, y creemos que el próximo año estaremos en el 100 %. Hay una población de 130 mil niños aptos para estudiar.

C. P.: ¿Ese 90 % están en la escuela, no están en casas particulares…?

B. V.: Se fortaleció la institucionalidad, y como no hay capacidad instaladapara atender toda esa demanda, hay que contratar instituciones privadas pero que cumplan con los requisitos.

C. P.: Pero los niños que estudiaban en las casas de algún Fulano…

B. V.: Ya hoy tienen que estar en una institución formal, bien organizada.

C. P.: ¿Usted se siente seguro en su ciudad?

B. V. Sí, sí me siento seguro.

C. P.: ¿Cuántos escoltas tiene?

B. V.: Tengo varios escoltas porque Buenaventura es muy estratégico, muy importante, y ustedes saben a quiénes les ganamos nosotros las elecciones, a qué agencia política y quiénes venían dominando Buenaventura y el Valle del Cauca.

C. P.: ¿Usted recibe amenazas?

B. V.: Honestamente tengo que decir que no recibo amenazas, pero uno está amenazado constantemente.

C. P.: ¿Pero, entonces, su prevención es contra esos a quienes usted les ganó, o sea, el señor Martínez, y no contra Los Urabeños, ni La Empresa, ni otras bandas criminales?

B. V.: Pienso que los hombres tenemos que ser prudentes, reconocer cuando hay dificultades, uno tiene que estar prevenido en toda circunstancia. Estoy en contacto permanente con la Policía Nacional, con la Fuerza pública. Yo soy un hombre de pueblo pueblo, voy a todos los barrios de Buenaventura, pero no puedo andar solo.

Comments are closed.