En Cali las personas ya no donan órganos

0

imageEl doctor, Luis Armando Caicedo, jefe de la Unidad de Trasplantes de la Fundación Valle del Lili, afirma que «a nadie pueden dormirlo en un bar y secuestrarlo para extraerle un riñón. Es solo una leyenda urbana que haya gente que despierte en un cuarto de hotel, sin córneas, a causa de la acción criminal de supuestos traficantes de órganos».

El galeno tiene preocupación por el desplome de las tasas de donación de órganos en Colombia ya que de 12 donantes por millón de habitantes que donaban sus órganos en el año 2010, pasaron a solo 7 donantes por millón el año pasado. En Cali, donde se concentra la mayor cantidad de donantes del occidente colombiano, más del 40 % de las familias que pudieron haber donado el año pasado se negaron a hacerlo.

Y mientras hubo 15,9 % menos trasplantes entre enero y septiembre de 2013, lo que sí aumentó fue el número de pacientes que requieren un órgano: 43,8 % más que en 2012. María Angélica Salinas, coordinadora de la Red Nacional de Trasplantes, explica que en el último año “en Cali y en Bogotá se sintió con mucha fuerza la negativa a donar. Mientras que en la capital del Valle la donación de órganos cayó 13,5 % en 2013, en relación con el año anterior, en Bogotá el desplome fue aún más grande: 25,8 % en comparación con 2012”.

El tiempo apremia, la vida de miles colombianos está en juego y si las familias siguen diciendo ‘No’ a la donación, uno de cada cuatro pacientes en lista de espera fallecerá.

Comments are closed.