Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo de los Juegos Mundiales Cali 2013

0

Terminado el evento multideportivo más importante en la historia del país, como fueron descritos los Juegos Mundiales Cali 2013, EL PUEBLO presenta un balance general sobre lo bueno, lo malo y lo feo de estas justas, para así ofrecer un panorama completo sobre su significado para la ciudad, como se hizo en 1971 con los Juegos Panamericanos.

Lo bueno

La inauguración y la clausura

La ceremonia inaugural de los Juegos Mundiales dejó sorprendidos a muchos espectadores en todo el país. En Colombia, tras la mala experiencia de la ceremonia inaugural del Mundial Sub-20 de la FIFA en 2011, eran numerosas las sensaciones de incertidumbre para esta ocasión, y los más escépticos preveían que algo similar pasaría en los Juegos Mundiales.

Inauguración TWG2013 - Juan Camilo PalomarEn Cali, el recelo regional hizo que muchos se inclinaran por no apoyar la preparación de esta inauguración, al conocer que quienes habían sido encargados de este espectáculo eran dos firmas bogotanas, aliadas –como en varias ocasiones en el pasado– para sacar adelante el evento internacional.

La alianza temporal entre la Fundación Teatro Nacional y el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, encabezada por Anamarta de Pizarro, fue un éxito, a la altura de lo que se requería. El “se lució, Cali se lució” se escuchó retumbar en el Pascual Guerrero, y al día siguiente los mejores momentos fueron portada de todos los periódicos nacionales importantes.

Sin duda, esta alianza se ganó la confianza en la organización de este tipo de eventos, tras sacar adelante la clausura del Mundial Sub-20 con éxito y ahora la inauguración de los Juegos Mundiales Cali 2013.

Por la clausura, Cali recibió el agradecimiento de los miles de deportistas y visitantes, felices con el cariño recibido y la impecable presentación deportiva de las justas. Ron Froelich, presidente de la IWGA, deseó que Colombia vuelva a ser sede de unos Juegos Mundiales en un futuro cercano, y se manifestó encantado con el país y su gente.

Escenarios llenos

De principio a fin, todos los escenarios deportivos que fueron sede de los Juegos Mundiales Cali 2013 lucieron lleno total en sus graderías. Unos muy amplios, como el Coliseo El Pueblo y la Plaza de Toros, con capacidad para aproximadamente 18.000 personas, no defraudaron durante cada competencia.

Escenarios llenosLos más pequeños, como el patinódromo mundialista o el Coliseo de Bolo y Billar, improvisaron más graderías para acoger a caleños y visitantes que no se quisieron perder ni un detalle de los deportes más valiosos y seguidos a nivel mundial.

Para deportes que nunca habían tenido competencia en Cali, la respuesta no fue diferente. Las bochas, el korfball, el fistball y el disco volador, entre otros, fueron concurridos por miles de personas, entusiasmadas por ver dicha combinación entre el deporte y el orgullo de Cali como anfitriona.

Los más llenos fueron los espectáculos de gimnasia, en el Coliseo El Pueblo; de baile deportivo, en la Plaza de Toros de Cañaveralejo; billar, en Coliseo de Billar; hockey en línea; en el Coliseo de la Unidad Panamericana; sumo, en Mariano Ramos; y rugby, en el estadio mundialista Pascual Guerrero. En ninguno quedó espacio para más personas en gradería.

Cali, futura anfitriona mundial

A raíz del éxito en los Juegos Mundiales en materia deportiva y de organización, a la ciudad le ofrecieron la sede de hasta cinco campeonatos internacionales para los próximos años.

Anfitriona mundialEstos serían el Campeonato Mundial de Hockey en Línea de 2014, un campeonato internacional de sóftbol, mundial de racquetball, y mundial de billar. Ya está confirmado el Campeonato Latinoamericano de Baile Deportivo para septiembre en el Coliseo Mundialista, y la Secretaría de Deporte de Cali oficializará pronto su intención de convertir a Cali en sede de un campeonato mundial de natación.

También Cali quiere llevarse la sede del Mundial de Patinaje Artístico, cuya sede ya fue adjudicada a Colombia pero no se ha definido aún si en Medellín o en Cali. Y por último pero no menos importante, ser sede de la Selección Colombia en el mundial de fútbol sala 2015 del cual Colombia también fue elegida como sede.

Deportistas, encantados con Cali

Los atletas que fueron terminando sus competencias en medio de las justas abandonaron Cali con la tristeza de dejar la tierra en la que fueron ídolos. Para muchos, era la primera vez que pisaban tierras del continente americano; y para otros, la experiencia de ser solicitados para fotos, autógrafos, saludos y todo el cariño de la gente, aún sin ser campeones mundiales, fue el mejor regalo que se pudieron llevar.

Juegos Mundiales 2013 Fiesta de deportistasEn las redes sociales, algunos escribieron mensajes de agradecimiento por la hospitalidad de Cali y recomendaron a sus seguidores en otros países venir a conocer la ciudad, como Anthony Tumo Kineo, representante de baile deportivo por Estados Unidos, quien publicó lo siguiente:

“Estoy esperando en el aeropuerto y… ¡no quiero dejar Colombia! […] Nunca me había sentido tan bienvenido, amado y aceptado por los locales. Nos trataron como reyes y reinas, todo el mundo fue muy hospitalario. Segundo, la comida, ¡Dios mío!, los jugos, las frutas y el pollo! 

”Vine aquí sin saber cómo sería recibido, pero por donde caminaba la gente quería fotos. Fue hermoso y me llené de emociones. […] Me costó mucho contener las lágrimas al experimentar todo esto”.

Como él, miles probaron los cholados, el manjarblanco, los pandebonos, el chontaduro, entre otras muchas cosas que disfrutaron de Cali y Colombia.

El lado B de las medallas

lado B medallasPara el recuerdo, cada deportista medallista de oro, plata o bronce en los Juegos Mundiales Cali 2013 se lleva un pedacito de la ciudad. La contracara de la medalla tiene la inscripción en alto relieve de las figuras más representativas de la ciudad: Sebastián de Belalcázar, Cristo Rey, Las Tres Cruces, el gato de Tejada y hasta la Plazoleta Jairo Varela y el Bulevar del Río, que son nuevos en el mapa.

Estos recuerdos, más Bichofué, la mascota de las justas, y cientos de suvenires que los anfitriones les regalaron a deportistas, entrenadores y demás visitantes, quedarán en el recuerdo y serán la recompensa de los esfuerzos deportivos que hizo cada una de las 108 delegaciones que participaron para estar en esta cita mundialista.

Lo malo

Entradas falsas

A los escenarios llenos, cuya boletería se agotó incluso antes del comienzo de las justas, se sumó una presión que no ha sido ajena a ningún evento deportivo masivo en el país. La falsificación de entradas para venderlas como originales en los alrededores de los escenarios fue la gran protagonista, especialmente para la inauguración y la clausura de los Juegos Mundiales, así como para las competencias de patinaje, baile deportivo, gimnasia, billar, entre otras de las disciplinas más concurridas.

Entradas falsasDe esto, lo malo fue la ilusión perdida de la gente, que confió su dinero al doble o triple del valor real de cada boleta para conseguir un cupo y no perderse las competencias. Les tocó quedarse en las filas de la entrada sin poder ingresar.

Una de las modalidades de estafa que conoció EL PUEBLO se hacía a las afueras del diamante de sóftbol: revendedores ofrecían la boleta del día anterior a precios hasta tres veces más elevados que el valor real, y en la negociación, después de mucho regatear, el falso revendedor terminaba ofreciendo la entrada incluso por debajo de su valor real. Quienes las compraron, en la puerta del escenario se encontraron con que dicha boleta no servía para ingresar porque correspondían a una fecha que ya había pasado.

El error en las medallas

Fue un error que hizo sonrojar a Cali y a todo el país. La falta de la letra “L” en la inscripción de la palabra World, dieron pie a todo tipo de burlas para la ciudad y para la organización de los Juegos Mundiales, catalogados por esos días como los “Juegos de Palabras” (Word Games).

error en medallasRon Froelich, presidente de la IWGA, International World Games Association, en una rueda de prensa organizada al día siguiente del escándalo, pidió al comité local de los juegos, que corrigiera el error y entregara nuevas medallas a todos los deportistas que ya las habían recibido. “Después de un esfuerzo de más de cuatro años por parte de estos deportistas, la medalla es la única recompensa que queda para cada deportista. No pueden tener errores; deben ser cambiadas”.

El impasse causó para polémica y provocó choque de fuerzas entre la dirigencia deportiva nacional, pues Andrés Botero, director de Coldeportes, aseguró que en su institución ya se conocía del error hasta con tres meses de anterioridad, lo que de inmediato desmintió Rodrigo Otoya, presidente del comité local de los Juegos Mundiales de Cali, diciendo que el contrato con la empresa bogotana Granados y Condecoraciones Ltda. no se hizo sino apenas unos días antes de las justas.

El interés nacional por los juegos

interés mediosA pesar de que la inauguración, las medallas y hasta los vehículos de transporte para las delegaciones fueron contratados en ciudades distintas a Cali, para gran parte del país los Juegos Mundiales pasaron desapercibidos.

En los medios nacionales, solo la inauguración causó reacciones en primera plana. Luego de cuatro días de competencia, muy pocos hablaban de las justas en Cali; sin embargo, volvieron a ser tema cuando estalló el escándalo del error en las medallas: medios televisivos nacionales y prestigiosas revistas dedicaron minutos y páginas, respectivamente, al penoso error, lo que desató el descontento de los caleños, como anfitriones del evento, que rechazaron por redes sociales a periodistas y medios nacionales, interesados más en la “chiva” del error en la medalla y no en hacer un cubrimiento deportivo de las justas.

Gimnasia rítmica, cancelada una prueba

Producto de la celeridad con la que entregaron a última hora los escenarios deportivos de la ciudad a la organización de los Juegos Mundiales, varios recintos tuvieron problemas para ser aceptados para acoger disciplinas deportivas.

gimnasia canceladaFue el caso del el Coliseo El Pueblo, donde no instalaron aire acondicionado, como parte de las reformas que se le hicieron al escenario, y por ende la Federación Internacional de Gimnasia amenazó con cancelar todas las pruebas de la disciplina a un día de iniciar competencias.

En Cali se movieron rápido y consiguieron aire acondicionado provisional, pero solo para el cuadrilátero donde se realizan las rutinas con los deportistas. Esta solución hizo imposible realizar la competencia en la modalidad de Cintas en gimnasia rítmica, ya que dichos implementos no podrían girar con normalidad en frente de los ventiladores.

Paradójicamente, la secretaría de Deporte y Recreación de Cali había reformado el coliseo cerrando todas las ventanillas que tenía en la parte alta de la edificación, para evitar que las fuertes corrientes de aire –que pasan por la Unidad Alberto Galindo cada tarde– impidieran realizar esta misma prueba, la de cintas en gimnasia rítmica.

Lo feo

Medallas corregidas con láser

Para la orden que dio el presidente de la IWGA, Ron Froelich, de reemplazar las medallas que tenían la palabra “Word” por unas nuevas sin errores, la respuesta no pudo ser más colombiana. El diseñador de las medallas de Granados y Condecoraciones Ltda. le propuso a Rodrigo Otoya, presidente del comité local de los juegos, trasladar a Cali una máquina láser con la que se podía dibujar la letra “L” que faltaba a las medallas, con una inscripción que en treinta segundos dejaba literalmente montada la letra en medio de la “R” y la “D” de la palabra World.

Arreglo Medalla Juegos MundialesEn las redes sociales, esta noticia cayó incluso peor que el error inicial, pues estos metales de oro, plata y bronce con la inscripción de la “L” en medio serían la solución definitiva y ya no serían fabricadas más medallas para cambiárselas a los deportistas.

Sin embargo, los propios atletas a quienes se les preguntó por dicho tema, expresaron en general que lo importante es el valor deportivo que representan las medallas y que con o sin la “L”, las medallas son el premio a su esfuerzo y preparación durante más de cuatro años para conseguirlas.

La carta de la Federación estadounidense de Gimnasia

Por orden del presidente de la Federación de Estados Unidos en la disciplina de gimnasia, toda la delegación de ese país se quedó sin participar en medio de las competencias de trampolín y acrobática. Tristeza y lágrimas de los deportistas, que sí querían competir, quedaron en lo que se había convertido en su sueño después de cuatro años de preparación.

Japan World GymnasticsLa carta, publicada en el portal oficial de la federación usagym.org, decía que la decisión fue tomada por el máximo rector de esa institución ante la falta de condiciones óptimas para competir en el Coliseo El Pueblo.

Entre las razones expuestas, estaba la inconformidad con el aire acondicionado provisional que fue instalado en ese escenario, cuya ausencia de forma parcial en el coliseo afectaría el desarrollo de las rutinas de sus deportistas. Otra razón: falta de condiciones para la seguridad de sus atletas.

En respuesta a esto, el pasado jueves, antes de partir de nuevo a su país sin poder competir, los propios deportistas y entrenadores rompieron en llanto al ver sus sueños frustrados, pues se quedaron sin debutar en unos juegos en los que, lejos de las razones del presidente de la Federación, se sintieron acogidos de principio a fin.

Voluntarios y periodistas, ¿maltratados?

Después de un largo proceso en el que fueron escogidos más de tres mil voluntarios para apoyar la logística de los Juegos Mundiales Cali 2013, muchos desertaron en el camino acusando malos tratos por parte de la organización, entre ellos, el incumplimiento en algunas condiciones de trabajo que pactaron para prestar los servicios de voluntariado.

periodistas -voluntariosEntre las condiciones del voluntariado estaba que todos tenían acceso total a todos los escenarios deportivos de competencia durante las justas, para que en sus tiempos libres pudieran asistir a cada deporte. Asimismo, a eventos como la inauguración y la clausura de los Juegos.

Lo que no se pactó fue ningún tipo de remuneración ni auxilio de transporte, aunque sí se les entregó una tarjeta del MIO precargada con 40.000 pesos, que debían activar, pero que tuvo problemas para funcionar.

Para los refrigerios, Postobón S.A, firma encargada de la hidratación en los juegos, racionalizó los insumos para voluntarios, a tal punto, que en jornadas de hasta diez horas los voluntarios solo recibían dos bolsas de agua, según informaron ellos mismos a Gustavo Rincón, coordinador de voluntariado para estas justas.

Esta última queja no fue solo de los voluntarios, sino también de periodistas nacionales e internacionales, quienes debieron cubrir los juegos durante jornadas enteras sin recibir ninguna atención de la organización; y en cambio, tuvieron que soportar traumatismos al ingresar a escenarios muy concurridos, además de empujones y abusos de autoridad de la fuerza pública, que fueron denunciados por algunos periodistas.

La discusión llegó a tal punto, que volvió fuerte un rumor sobre la exclusión de los medios y voluntarios de la ceremonia de clausura de los Juegos Mundiales. Por lo tanto, el propio Gustavo Rincón tuvo que pronunciarse al respecto: aseguró que la totalidad de los voluntarios serían presentados en la ceremonia de clausura, y que con respecto a la selección de los medios de comunicación asistentes, el tema está a cargo de otra dependencia.

La clausura de los IX Juegos Mundiales se realizará en el Estadio Pascual Guerrero.

Con todo lo bueno, lo malo y lo feo, a Cali fue devuelto su nombre de Capital Deportiva de América, y la sensación de seguridad y civismo aumentó, al menos durante las justas.

También quedan escenarios deportivos nuevos y dotados, ya que Coldeportes ha anunciado que casi el 90 % de la implementación que queda de los Juegos Mundiales para cada deporte, se quedará en la ciudad para incentivar la creación de nuevas escuelas y Ligas deportivas.

El presidente Juan Manuel Santos, a raíz de la medalla de oro que lograron los caleños Jefferson Benjumea y Adriana Ávila en salsa deportiva, prometió un bailódromo en la ciudad, que ellos mismos se encargarán de ubicar, y que seguramente llevará su nombre.

La nostalgia de los Panamericanos de 1971 se convirtió ahora en orgullo por los Juegos Mundiales 2013, la primera vez de estas justas en Latinoamérica.

Comments are closed.