Fenómeno del niño empieza a golpear al Valle del Cauca: Univalle

0

Del 10 al 12 de octubre en la universidad del Valle se llevará a cabo el  Seminario Internacional Gestión de Inundaciones en Zonas Urbanas.

Para Yesid Carvajal, profesor del Instituto Cinara de la Universidad del Valle, “El Niño es un fenómeno imprevisible, pero ya estamos presenciando un calentamiento paulatino de las aguas marinas, indicio que va presentarse un período de pocas lluvias en el país, pero con gran repercusión en el Valle del Cauca por ser una región altamente agroindustrial, que depende de las lluvias”, precisó.

Sobre las consecuencias, señaló que habrá una merma considerable en la producción agrícola, altas temperaturas con incidencia en la salud de niños y ancianos especialmente, incendios forestales, reducción del caudal de los ríos y desabastecimiento de los acueductos y una caída en la producción de los hatos ganaderos del departamento, entre otras, con efectos colaterales como pérdida de empleos e importación de alimentos.

El científico de la Valle comentó que hace falta un plan de gestión de riesgos con el fin de afrontar el problema: “La politiquería no ha permitido crear unos procesos de planeación al respecto. Lo que hay son planes de gobierno pero no de Estado. Cada que viene un nuevo gobernante, echa a un lado lo de su antecesor, y así es muy difícil construir algo coherente a través del tiempo”.

“Hay que involucrar la gestión de riesgo climático en los planes de desarrollo locales, tanto de los municipios como del departamento”, anotó el científico. “Lastimosamente, nuestra sociedad requiere de acontecimientos catastróficos para tomar la decisión de invertir en prevención. Prevenir riesgos no da créditos políticos y es un tema aún invisible en los planes de gobierno o no abordado integralmente”.

El fenómeno de El Niño vendrá aparejado para esta región del país con hechos como la disminución de las lluvias en el primer trimestre de cada año y un aumento de la temperatura de 0,1 °C por decenio en el primer trimestre de cada año, en particular en el centro y la zona sur del departamento.

El fenómeno de La Niña (lluvias) igual se presentará con mayores efectos sobre la población. “Es un hecho que el jarillón de la margen izquierda del río Cauca, al oriente de Cali, representa una amenaza real. Durante el fenómeno de La Niña, cuando los niveles de lluvias superen los normales, podría romperse y provocar una tragedia tres veces peor que la del huracán Katrina, en Nueva Orleans, EE.UU.”, apuntó el investigador. Según Carvajal, unas 600 mil personas serían afectadas y las aguas del Cauca podrían llegar hasta el corredor férreo de la calle 26.

Comments are closed.