La hora de la verdad

0

Por Carlos Eduardo Hurtado Vela

Nuestro país ha tenido en los últimos 50 años, magnicidios, masacres, secuestros, desapariciones y actos de corrupción de magnitudes inimaginables; todo en una historia reciente que no se quiere quedar en el pasado.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” Juan 8:32. Es un versículo de La Biblia que quisiéramos que se volviera una realidad, se han creado sistemas de justicia con programas de reinserción, los más recientes el de “Justicia y Paz” y el de “Verdad, Justicia y Reparación”. Además, se han dado las herramientas para que la justicia opere y se cumpla la misión que la Constitución, les ha confiado a los jueces de aplicar el derecho con miras a la vigencia de un orden justo. Ellos, los jueces tienen la delicada tarea de investigar la verdad y de decidir en derecho lo que lo vincula al ordenamiento jurídico.

La verdad no tiene partido político, nadie puede tomársela, tampoco tener la verdad secuestrada y menos oculta, la verdad es de todos nosotros, mientras no se restituya con la verdad a todas las víctimas, llámese como se llamen, jamás habrá una verdadera paz.

¿Nos da miedo la verdad?, ¿Estamos preparados para la verdad?, ¿No sabemos qué hacer con la verdad? Son sin duda algunos interrogantes que nos debemos plantear, ya que es inevitable que esta, la verdad se sepa.

Conocer la verdad, confrontarla, aceptarla y buscarla, son los retos y respuestas que se necesitan, más allá se encontrara el descanso para las víctimas, sus familiares, el Pueblo Colombiano y para los mismos victimarios que podrán quitarse este peso de encima y ser libres.

Si continuamos aplazando esa verdad, será como seguir en cuarentena, sabemos que el virus está ahí, aplazamos su confrontación hasta que esté la vacuna, con alistamiento de servicios de salud, aislamiento social, etc., pero sin derrotarlo. Así mismo al no tener la verdad, solo aplazaremos la realidad un tiempo, con el peligro que todo lo alcanzado hasta ahora, bueno o malo se desmorone y volvamos a repetir la historia.

Pero se usa la mentira, verdades a medias o se interpreta a su conveniencia los hechos y esto se acepta, la pregunta es ¿hasta cuándo?

Estamos en un momento histórico de una pandemia que ha amenazado la existencia humana, debemos usar este punto de inflexión de nuestra historia para dejarla ahí, como historia, simplemente marcarla como C de COVID así tendríamos un AC Antes de COVID y un DC Después de COVID.

La historia colombiana comparada con otras latitudes es corta, somos jóvenes en historia, en Europa y Asia por citar algunas ha ocurrido de todo, pero han sido capaces de trascender, nuestros líderes deben guiarnos hacia crear ese futuro distinto y salir del pasado que nos tiene amarrados.

La verdad tarde o temprano saldrá y debemos estar preparados, asumir con responsabilidad humana nuestro momento histórico y decir que no fuimos inferiores; para luego contarles a nuestros nietos esta historia que nos tocó vivir, pero contarlo con la cabeza en alto, con entonado acento y decir esto paso en mi País Colombia. Llego la hora de la Verdad, quién dijo miedo.

 

Comments are closed.