La lluvia llegó al Valle y encendió alarmas entre organismos de socorro

0

Las lluvias que han caído en las últimas semanas sobre el Valle del Cauca, tienen en máxima alerta a los organismos de socorro para atender cualquier emergencia que se pueda presentar en aquellos municipios cercanos a ríos tributarios como el Guadalajara, La Vieja, Fraile, Cauca y Tuluá.

La creciente súbita del río Cali a 1,86 metros de altura y los deslizamientos de tierra en algunas vías de acceso a la zona rural de la ciudad como en Los Andes y la vía al mar, prendieron las alarmas entre autoridades locales y organismos de socorro para diseñar estrategias preventivas de mayor incidencia sobre la ciudad y evitar de esta manera que por las precipitaciones ocurran calamidades de enorme magnitud.

Entre las recomendaciones que dictan los organismos de socorro son no utilizar los ríos cuando su caudal incrementa de manera desproporcionada y en poco tiempo, dar aviso para tomar medidas de contingencia así como evitar invadir terrenos muy cercanos a los afluentes.

Según Rodrigo Zamorano, secretario de gestión del riesgo en Cali, las inundaciones que se registran en sectores puntuales de la ciudad son por el exceso de residuos sólidos que arrastran los canales de aguas residuales, “el 80 % de las afectaciones se dan por las aguas pluviales o servidas, por lo que la recomendación es que las personas le hagan mantenimiento a los canales de aguas lluvias de sus casas, tanto en sumideros como en techos”.

Los organismos de socorro califican como normal el ciclo que se vive en la sultana del Valle ocasionado por las lluvias toda vez que la región en general viene afrontando varios meses de intensa sequía.

Por su parte el alcalde de Cali Maurice Armitage, aunque demostró que poco sabe sobre los planes que adelantan sus funcionarios para evitar colapsos y tragedias en la ciudad producto de los fuertes aguaceros recalcó entre risas que, “hay que comprar y sacar sombrilla para que no se moje, el plan de contingencia es que tenemos a los Bomberos, Secretaría de Infraestructura, Cruz Roja y Bomberos atentos a los desastres. Recorrí la zona de Los Andes, ya removieron la tierra, pero tenemos presente que la atención de que debemos tener, por fortuna no ha llovido mucho y nada grave ha pasado, antes nos quejábamos por que no llovía y ahora por que llueve”.

Por otro lado en el departamento hay otros 18 municipios que al igual que Cali tienen en alerta naranja a su equipo de rescatistas y colaboradores para responder a cualquier hecho que se presente.

Jamundì, un municipio a escasos 45 minutos de la capital vallecaucana ha sufrido los estragos, por ejemplo el hospital Piloto tuvo que ser drenado en algunas zonas donde el agua inundó tras casi 24 horas de fuerte aguacero.

En Tuluà un menor de tres años de edad que se encontraba acompañando s un familiar lavando artículos personales cayó en una acequia ubicada en el barrio Santa Cruz y fue arrastrado por la corriente varios metros antes de ser encontrado.

Por otro lado en el municipio de Calcedonia también se atendieron esta semana varias emergencias por vendavales e inundaciones, más de 10 casas resultaron afectadas.

En el Dovio, se registró una inundación por el desbordamiento de una sequía, afectando los barrios Puerto Betania y La Unión, y las veredas Samaná y Matecaña.

Jesus Copete, director de la Oficina de Gestión al Riesgo del Valle precisó, “tenemos monitoreo de manera permanente en los 42 municipios del departamento. Todavía no se ha presentado nada de mayor gravedad, pero nosotros estamos articuladamente concientizando a la comunidad para que estèn prestos a reaccionar ante una creciente súbita, deslizamiento u otro acontecimiento, de igual manera los organismos de socorro se encuentran equipados y preparados para reaccionar de manera inmediata. Hay que hacerle mantenimiento a los canales de aguas residuales porque esto ocasiona estancamiento de las aguas”.

Por su parte la CVC hizo un llamado a los alcaldes de los 42 municipios vallecaucanos y a los organismos de socorro para que agilicen las medidas que eviten afectaciones como consecuencia de las lluvias que podrían registrarse en esta época del año.

Funcionarios de la entidad ambiental explicaron que en este momento se presenta un debilitamiento del Fenómeno del Niño, lo que le daría paso a constantes lluvias que podrían desencadenar crecientes, deslizamientos e inundaciones en el departamento.

Comments are closed.