“Lo primero es derrotar la corrupción y la clase política”: Claudia López

0

Tiene el número 10 en la lista de la Alianza Verde. Ha investigado hasta lo más profundo de la alianza de los políticos con organizaciones criminales lo cual le ha generado no pocos problemas y muchas amenazas. Muchos imaginan que será la verdadera contradictora de Álvaro Uribe en el Congreso, ya se enfrentaron en un debate cuando Uribe era presidente en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Su vehemencia la tiene entre las favoritas para llegar al nuevo Congreso.

CLAUDIA-LOPEZ

¿Por qué quiere ser senadora?

Porque creo que cada 70 años hay una generación de colombianos que tiene la oportunidad de decidir como acabar una guerra y cómo construir instituciones para tener una paz estable y eso es una decisión muy importante como para dejársela a los herederos de la parapolítica y las maquinarias que hoy dominan el Congreso.

¿Y si, por ejemplo, se frustrara el proceso de paz en La Habana, cuál sería el plan B?

No, yo creo que Colombia necesita tomar esa decisión. Yo creo que el 9 de marzo se va a trasladar el proceso de la La Habana al Congreso, ese va a ser el efecto político de estas elecciones.  La paz que necesita Colombia debe hacerse no solo con la guerrilla sino con todos los actores de la guerra, y una parte de ellos van a estar representados en el Centro Democrático.

Hay una parte de la población colombiana que no cree que el problema más importante sea la guerra, sino que hay otros temas como la pobreza y el desempleo…

Yo estoy de acuerdo con ellos. Yo he dicho que el principal problema de los colombianos es la corrupción, no las Farc, pero para 15 millones de colombianos lo más importante es la guerra, que no somos los que opinamos en los medios, pero para todos los 45 millones de colombianos lo más graves es la corrupción. El señor Juan Manuel Santos se está robando 3 billones de pesos comprando congresistas para financiar su reelección.

Pero es exagerado decir que el presidente Santos se está robando 3 billones de pesos.

Robarse la plata de los colombianos para financiar cuñas, vallas, etc. Claro que se los están robando. He visto cómo, por ejemplo, en Córdoba se roban la plata de la comida de los niños a través del ICBF, que es de donde se roban la plata los señores de la U en ese departamento. Que no se los metan a sus bolsillos sino a los bolsillos de la corrupción no lo hace menos robo.

Claudia Lopez 2En ese sentido, si aceptáramos esa tesis, la mayoría de los colombianos estaría metida en eso: hay congresistas, alcaldes, gobernadores, contratistas.

La mayoría de los colombiano no. La mayoría de la clase política que está completamente divorciada de los colombianos. La mayoría de los colombianos está indignada con el Congreso. Lo que está corrompido es la mayoría de la clase política. Solo el voto libre, organizado y el fortalecimiento de la justicia es lo que nos va a permitir combatir la corrupción.

Pero la mayoría de los colombianos que van a votar el 9 de marzo van a votar por esa clase política contra la que usted dice que los colombianos están indignados.

Porque la mayoría no vota. Lo que va a cambiar la política es que esos colombianos indignados salga y vote por propuestas alternativas como la que tengo yo en el número 10 de la Alianza Verde.

¿Pero no es muy simple el análisis según el cual esos 14 millones de votos forman parte de redes clientelares y de corrupción?

Todos los estudios han mostrado que al menos 9 millones de votos están comprometidos con el clientelismo. Eso está suficientemente establecido. Eso es evidencia y explica por qué el Congreso es de tan mala calidad. No más de tres millones de votos son verdaderamente libremente. Mucha gente tiene miedo de que le vayan a quitar servicios o algo por el estilo. Ese 30 % de opinión podría crecer si los abstencionistas votaran y los que están con el voto en blanco votaran por algún candidato.

¿No es un poco irrespetuoso con doce millones de votantes decirles que son ignorantes porque creen que le van a quitar cosas que no les van a quitar?

Más que ignorancia tienen un gran miedo, porque la gente no sabe que no le pueden sacar al niño del colegio, la gente cree eso depende de los políticos.

¿Terminar el conflicto y superar la corrupción es remover dos obstáculos para qué?

Para que los colombianos tengan equidad. Colombia tiene una enorme inequidad: las mujeres, los niños, los más jóvenes.  En la mitad del territorio colombiano no hay instituciones, no hay cómo ofrecer empleo decente, porque el contrabando mata la economía.  En la mitad del territorio colombiano no hay Estado. Nosotros tenemos que terminar el conflicto porque es parte del problema, pero sobre todo porque es la gran excusa para no construir Estado, mercado y ciudadanía para la tercera parte de la población que no la tiene. Cuando yo digo que somos la generación de la paz es porque nos vamos a echar al hombro el tema para integrar a la Colombia rural con la Colombia urbana.

La pregunta obvia es cómo.

Eso requiere grandes esfuerzos; pero, por ahora, tenemos que plantearnos tres prioridades: lo primero, es derrotar a la corrupción. Una es domesticar a la clase política es lo más importante, y para ello propongo cinco cosas: golpearles el bolsillo a los corruptos vía expropiación. Lo segundo es que no podemos combatir la corrupción porque los dos canales que están instituidos para ellos está tomados por los políticos. Los órganos de control son centros de extorsión no de control.  La otra propuesta es silla vacía para corruptos. Eso nos ayudó a reducir la parapolítica, y tenemos que ponerla también para corrupción. Nuestra segunda gran prioridad es la justicia: si en este país el que la hace no la paga y el que la debe no la paga difícilmente vamos a recuperar la plata para inversión social. La tercera prioridad es la educación, lo más grave que nos están robando es el futuro de nuestros jóvenes, pero la calidad de la educación empieza en tener hijos amados y deseados. Nuestra propuesta de educación arranca con una política de educación sexual seria que prevenga el embarazo en adolescentes. Debería seguir luego con una jornada única de ocho horas con más y mejores maestros, bien pagos y, por supuesto, bien evaluados.

¿Cómo le va ir a la lista de la Alianza Verde el 9 de marzo?

Yo creo que nos va a ir bien, este es un proyecto que a diferencia de otros que no tienen sino pasado, tiene mucho presente y futuro. Creo que vamos a tener una bancada buena, pila, organizada, inteligente, que pueda sacar adelante esas tres iniciativas de anticorrupción, de justicia y de educación. Vamos a tener todo el tiempo un pie en el Congreso y otro en la movilización social, que presione al Congreso para la toma de decisiones.

La Alianza Verde va a elegir su candidato presidencial el 9 de marzo. ¿Usted por quien va a votar?

Yo no le hecho campaña a ninguno. Yo lo que quiero es que este proyecto se consolide. Tenemos tres buenos candidatos. Al que gane la consulta lo apoyaré

¿Y a ese candidato cómo le va ir en la elección presidencial?

Yo creo que le va a ir bien. Aquí tenemos que ir paso por paso. Yo creo que el candidato que gane tiene la posibilidad de derrotar al uribismo, que en esta elección tiene la posibilidad de ser derrotado y no pasar a la segunda vuelta, y eso sería una gran victoria democrática.

Si hubiera posibilidad de que el candidato presidencial del uribismo ganara, ¿usted votaría por Juan Manuel Santos?

No. Yo apoyo la paz, pero el nivel de corrupción de Juan Manuel Santos no estoy dispuesta a apoyarlo en las urnas.

Comments are closed.