Lobotomovil: La Era del Dr. Picahielo Walter Freeman

La Era del «Doctor Picahielo»: El Auge y Caída de la Lobotomía

En un capítulo oscuro de la historia médica, surge la figura de Walter Freeman, un neurólogo con una visión radical para el tratamiento de enfermedades mentales. Conocido como el «doctor picahielo», Freeman se embarcaría en un viaje que lo llevaría a cambiar para siempre la vida de miles con su controvertida técnica quirúrgica.

Los Inicios de la Lobotomía en América

Inspirado por los trabajos del neurocirujano portugués Egas Moniz, Freeman y su colega James Watts trajeron a Estados Unidos una versión simplificada de la leucotomía, rebautizándola como lobotomía. Esta intervención quirúrgica prometía mejorar la condición de pacientes con esquizofrenia y otras enfermedades mentales, y su primera aplicación en el país se realizó en 1936.

Innovación Quirúrgica: La Lobotomía Transorbital

No satisfecho con la complejidad de la técnica inicial, Freeman descubrió un enfoque más directo y sencillo, inspirado por un artículo italiano. Así nació la lobotomía transorbital, que Freeman aseguraba poder enseñar en tan solo 20 minutos, una afirmación que reflejaba su menosprecio por la psiquiatría y su confianza en este método radical.

El Lobotomovil: Una Clínica sobre Ruedas

Con el tiempo, Freeman dio un paso más en su cruzada personal: la creación del Lobotomovil. Esta furgoneta equipada con un quirófano móvil le permitió recorrer el país, aplicando la lobotomía a una amplia gama de pacientes, desde casos severos de esquizofrenia hasta personas consideradas «normales», promocionando el procedimiento como un «rejuvenecedor de la personalidad».

El Trágico Caso de Rosemary Kennedy

El alcance de las lobotomías llegó a tocar vidas prominentes, como la de Rosemary Kennedy, hermana del futuro presidente John F. Kennedy. A los 23 años, fue sometida a este procedimiento por Freeman, lo que resultó en una vida de discapacidades graves y una capacidad mental reducida drásticamente.

La Técnica del Doctor Freeman

El procedimiento de Freeman consistía en inducir la inconsciencia mediante choques eléctricos, seguido de la inserción de un picahielo bajo el párpado y un mazo para romper la órbita y dañar los lóbulos frontales. Su eficacia y rapidez eran tales que podía realizar múltiples lobotomías en una sola tarde.

El Declive de una Práctica Controvertida

A medida que avanzaba la década de 1950, los avances en farmacología comenzaron a presentar alternativas más seguras y menos invasivas para el tratamiento de trastornos mentales, desplazando gradualmente a la lobotomía. Sin embargo, esta era también la época en que comenzaba a gestarse la epidemia de adicción a los opioides en los Estados Unidos.

El Legado de la Lobotomía

La práctica de la lobotomía, hoy vista como un crimen contra la humanidad, dejó una marca indeleble en la historia de la medicina. Las funciones vitales que regulan nuestros lóbulos frontales, desde la planificación hasta el control emocional, fueron ignoradas o subestimadas por Freeman y sus contemporáneos en su búsqueda por curar la mente.

En retrospectiva, la historia del «doctor picahielo» y su Lobotomovil es una advertencia sombría sobre los peligros de la medicina sin compasión y la importancia de considerar la ética en la búsqueda de la curación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

más como este
RELACIONADOS

Guárico apunta alto: ¡Rumbo a récord en producción agrícola!

Guárico en Ruta hacia un Hit Histórico en Agricultura En...

Ruperti Confirma Trabuco de Grandes Ligas con Tiburones 2024-25

La Revolución de Tiburones de La Guaira: Grandes Ligas...

Despliegue Policial en El Valle y Cota 905, Anuncia Douglas Rico

Operativo de Seguridad en Caracas: Una Nueva Estrategia Contra...

WhatsApp: Nueva Función para Transferir Propiedad de Canales

WhatsApp Presenta Innovación en la Gestión de Canales En el...