Lyon, talento humano de finales

0

Compromiso, compañerismo y responsabilidad son tres elementos que tienen hoy al Club Deportivo Lyon disputando la final de la Liga Futsal Argos, en su tercera versión, y que hace que lo reconozcan como uno de los equipos de fútbol de salón en Colombia con mayor proyección a nivel local e internacional.

Comandados por el técnico Rulver Pulido, los Leones de Cali son el único equipo que representa a la ciudad en esta disciplina deportiva. Creado por jóvenes deportistas hace más de seis años, Lyon ha conseguido llegar a las instancias finales de las tres versiones del torneo patrocinado por Argos.

Lyon juega hoy y posiblemente mañana la final de la Liga Argos

Pulido, quien es graduado de la Universidad del Valle como licenciado en educación física, es el timonel del equipo; es quien le ha aportado toda la experiencia que le ha dado dirigir la Selección Colombia Femenina de Futsal y con la cual ha obtenido varios importantes puestos internacionalmente.

Uno de los jóvenes de mayor importancia en el equipo es Julián Castañeda, un joven de tan solo 23 años, quien ya tiene responsabilidades mucho más exigentes que cualquier persona de su edad y quien en las semifinales fue una de las grandes figuras que le dieron el paso a la final a Lyon.

Castañeda, tecnólogo en Sistemas y padre de una bebé, Sara Juliana, fue convocado a jugar en la Selección Colombia de Futsal  por su buen rendimiento. Con ella disputará un suramericano, del cual espera salir victorioso y llevarse un tiquete al Mundial de Futsal a realizarse en Tailandia el próximo noviembre.

“Su sello personal consiste en ser impredecible; sus movimientos veloces lo hacen un jugador único. Su rapidez mental ha llevado a su equipo hasta la final de la Liga Argos Futsal, y su hija, que es su más grande motivación, lo empuja a seguir adelante”, afirma Pulido, su técnico desde que inicio el proceso de la Liga Argos.

Hijo de padres deportistas, Julián se interesó desde muy pequeño por el deporte, en especial por el Futsal, y aunque tuvo muchos elementos que por momentos le hicieron dudar de su futuro, hoy considera que el deporte es su pasión y espera conseguir muchos reconocimientos.

Considerado el ahijado dentro del equipo por todos sus compañeros, Julián es hoy una de las piezas más importantes para conseguir el cupo a la final de la Liga, que este fin de semana se cierra con el partido de vuelta frente a Itagüí en el Coliseo del Pueblo.

“Una de las cosas que más me afecta es no poder ver a mi hija, que es mi motor; pero todo esto es de sacrificio”, confiesa Castañeda, quien desde las cinco de la mañana sale de su casa a trabajar en el Contact Center Américas y no regresa hasta las diez de la noche que termina de entrenar.

Como Julián, todos los integrantes del equipo no solamente se dedican al deporte, por ejemplo, Alejandro Segura es docente de la Universidad del Valle y fisioterapeuta de la Clínica Valle del Lili; y Jhon Romo, quien se graduó como ingeniero informático, hoy trabaja como auditor de alimentos en galpones.

El Lyon no es solo un equipo de fútbol; es un grupo humano preparado no solo mentalmente para el deporte, sino también con bases para enfrentar la vida. Graduados de buenas universidades y con compromisos más allá de pegarle a un balón, estos Leones son uno de los ejemplos a seguir para los jóvenes en la ciudad.

La falta de recursos económicos del equipo y de sus jugadores en general, es alguno de los factores que, por momentos, limitan el desarrollo del equipo, pero a la final no ha sido mayor obstáculo para ser hoy los máximos exponentes del Futsal en la ciudad.

No obstante, siempre han contado con el apoyo que reciben de Jhon Manuel Gordon, un empresario que desde el inicio del Club, se ha comprometido con los auxilios y elementos que necesite el equipo para su subsistencia, y se ha convertido en el “padre” de estos jóvenes que sueñan con su segundo título.

Lyon, fue creado hace más de 6 años

A pesar de ello, y como se mencionó en le edición anterior, el equipo sigue buscando aportantes al Club, aportantes que le permitan tener a los jugadores un sueldo que les ayude con los gastos de indumentaria y transporte y, por qué no, que les permita tener un mayor compromiso.

Como lo sostiene Pulido, “uno de sus mayores sueños es ver a Lyon convertirse en uno de los equipos más grandes de América y del mundo, porque siente que tiene las bases para hacerlo, y lo único que necesitan es que crean económicamente en ellos para poder lograr más cosas.

Finalmente, Lyon se encuentra disputando la final de la Liga Argos por segunda vez en tres versiones. Este fin de semana jugará el domingo en el Coliseo del Pueblo a las once de la mañana, y de ganar, jugará el lunes festivo, a la misma hora, en el partido que posiblemente le dará una estrella más.

 

Comments are closed.