Muchos años de machismo y muerte

0

EP002878391

En el año 2013 el Valle del Cauca fue el departamento donde más hubo homicidios de mujeres, un total de 257. Preocupa, además, que sólo en Cali asesinaron a 130 mujeres, una cifra similar al de Bogotá y el doble de Medellín.

Por Raxson Montilla N.

raxson@gmail.com

Como era su costumbre Luis Alberto y Flor Dulivia cerraron su establecimiento de venta de mercaderías y carnes en canal a las 9:30 p.m.. Vivian en el barrio Villa San Marcos de la Comuna 14, al oriente de Cali. Era miércoles y a diferencia de otros días una discusión de pareja terminó en una verdadera tragedia.

“Ese día yo estaba tomando unas cervezas en el negocio con unos amigos y salí para la tienda tomarme unas más. Ella –Dulivia-, que era muy celosa, se me vino y me cogió por detrás para que no fuera, me tomó del hombro y al voltear con el codo le alcancé a pegar en la cara, ella cogió y me pegó una cachetada. A mi me dio rabia, cogí el revólver que lo tenía en la cintura e hice un disparo al piso y lo guarde en la pretina. Ella se asustó y yo seguí caminando, cuando me alcanzó y me dijo: me pegaste un tiro, yo le dije: no mi amor como le voy a pegar un tiro si yo lo hice hacia el suelo. La miré y estaba botando sangre de la boca, la cogí la acosté y le dije: ¿qué le pasa? En ese momento estaba confundido. Entonces apareció la hija de ella, Mari Luz, quien me empezó a pegar patadas y a darme puños en la cara. Me asusté y me abrí porque en ese momento solo pensé en mis hijos…”, dijo Luis Alberto Bayer el día de la indagatoria.

Según el informe técnico de necropsia elaborado por Medicina Legal el proyectil, que perforó de forma precisa por el lado izquierdo de la comisura de los labios y salió de forma irregular por el lado derecho del cuello, hizo una trayectoria totalmente horizontal. El tiro que fue de un revólver 38, “perfora el labio inferior, fractura dos piezas dentarias inferiores, entra a cavidad oral, pasa a la región lateral derecha del cuello, perfora arteria carótida común derecha y vena yugular interna derecha, músculos, tejido celular subcutáneo y piel de la región postero-lateral derecha del cuello y sale”, precisa el informe.

 Homicidios por departamentoMoviles

Por otra parte, James Alexis, quien se encontraba el día de los hechos, dio una versión diferente a la de Luis Alberto. “Veo que doña Dulivia le alegaba a Carlos. Me imagino que a la señora le dio rabia y le mandó una bofetada en la cara, él se la devolvió. Ella le dijo: usted es guapo solo con las mujeres. Entonces el man se manda la mano a la cintura, saca el fierro (la señora está a metro y medio) lo va levantando, y en ese trayecto suena el tiro”, aseguró el testigo.

Quien además agregó: “él quedó  con la mano arriba, como cuando uno va a hacer un tiro al aire. Él a veces sacaba el revólver y hacía tiros al aire. Hay mucha gente que dice que él sacó el revólver e hizo un tiro al suelo. Eso es mentira porque ahí hubiera quedado el hueco. Esa gente no vio nada, yo si vi todo”.

Este feminicidio ocurrió el 23 de noviembre el 2005, el proceso jurídico duró más de siete años y la sentencia final se hizo apenas el año pasado. En estos años la Fiscalía modificó la calificación jurídica de la conducta imputada a Luis Alberto Bayer, de homicidio doloso agravado a homicidio culposo agravado y revocó la medida de aseguramiento que lo afectaba; el 19 de julio de 2011 el Juzgado Sexto Penal del Circuito de Cali dictó la condena, la cual solo después de dos años de apelaciones pudo ser confirmada. De acuerdo a la Personería, se identifica como barrera procesal que solo se cuenta con 16 Fiscales que operan para la investigación de  todos los delitos de homicidio en todas sus modalidades, es decir para 1.974 casos (total homicidios 2013).

Al igual que Dulivia muchas mujeres han sido asesinadas por sus parejas y víctimas de maltratos. Según Margarita Londoño, consultora de la Fundación Mujer Arte y Vida (MAVI), “Cali como todo el país tiene una cultura de desvalorizar lo femenino, lo que significa que cuando una mujer se convierte en parte de un matrimonio o pareja empieza a ser objeto de esa persona. Entonces este -el hombre- cree puede hacer con ella lo que le parezca”.

Comunas

Afirma, además, que existen otros tipos de violencias que no son de pareja y se denominan violencias cotidianas, como el ataque con acido, el uso del cuerpo de la mujer como un objeto, entre otras. También, destaca las violencias simbólicas que hay en los medios de comunicación y la publicidad donde se presenta siempre a la mujer en actitud provocadora, ofreciendo su cuerpo como medio para vender cualquier producto.

“Esto hace que se aumente el nivel de violencia cotidiana contra la mujer porque no se presenta solo en la casa sino que el hombre considera que puede meterse con cualquier mujer hasta en la calle. Por eso se dice que el machismo también mata gente”, concluyó Londoño.

De acuerdo al informe ‘Barreras de acceso a la justicia para las mujeres víctimas de violencia en Santiago de Cali’ adelantado por la Personería Municipal, tan sólo en los primeros tres meses de este año, 31 mujeres resultaron muertas en hechos violentos, de las cuales tres eran menores de edad. Además, respecto al presunto móvil del homicidio, seis fueron catalogadas como  pasional y una como resultado de violencia intrafamiliar.

Otra información importante que se destaca en el informe de la Personería es la distribución de muertes de mujeres por hechos violentos en la capital vallecaucana por comunas. Se encuentra que el 13% de las muertes violentas tuvieron ocurrencia en dos comunas del oriente de la ciudad, como son la 13 y 14 (4 casos); por su parte, en las comunas 15 y 20 se presento el 10% (3 casos) y el 6.4% de los casos fueron en las comunas 3, 11, 19 y 21.

Por su parte, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses en su estudio Forensis de Datos oficiales sobre la violencia en Colombia, mostró la situación tan preocupante que se presenta en el Valle del Cauca y Cali respecto a los homicidios a mujeres.

275 feminicidios se registraron en el Valle del Cauca en el año 2013, una tasa de 11,03 por cada 100.000 habitantes. En comparación, Antioquia, el departamento cuyos datos fueron los más cercanos al Valle, presentó 216 con una tasa de 6,70. En total, en Colombia se presentaron 1.116 homicidios de mujeres con una tasa de 4,78.

Respecto a Cali la situación es igual de grave. La capital del Valle registró 130 feminicidios, con una tasa de 10,74. Haciendo un símil con Medellín y Bogotá es para preocuparse. La capital paisa tuvo un comportamiento mucho menor, con una tasa de 5,24 y con la mitad de mujeres asesinadas, reportó 67. La capital del país por su parte alcanzó la pequeña cifra de 134 que equivale a una tasa de 3,38 de feminicidios por cada 100.000 habitantes.

Sin embrago, a pesar de todos estos informes y datos la situación parece de no acabar. En lo corrido de este mes de julio las noticias de feminicidios en el Valle y su capital siguen ocupando los espacios en páginas y portales Web de los periódicos.

Solamente en el primer fin de semana del mes se presentaron tres casos. Primero en una vivienda del barrio Fundadores de Caicedonia, norte del departamento, fue encontrado el cuerpo sin vida de Carmen Aleyda Daza Hoyos, una mujer de 44 años, que habría sido asesinada con arma blanca.

También, en el barrio Santa Bárbara de Buga, fue asesinada a tiros una mujer identificada como Martha Lucía Puerta Quintana de 53 años. El hecho ocurrió sobre las 7:45 p.m. del 2 de julio, cuando, según testigos, la víctima se encontraba compartiendo con otro hombre cuando fueron sorprendidos por dos sujetos que se movilizaban a bordo de una motocicleta quienes abrieron fuego contra la pareja.

Finalmente, en Cali, Crecencio Valverde Preciado, de 48 años, preso de los celos, atacó con un cuchillo a su esposa María Eugenia Miranda, quien a sus 36 años murió víctima de cinco puñaladas. El agresor fue detenido cuando abandonaba el cuerpo al pie de un caño de aguas residuales del barrio Alfonso Bonilla Aragón.

Sin embargo, los casos no terminaron ese fatal fin de semana. El pasado 19 de junio en el barrio Sucre del Centro de Cali, una mujer de 38 años, quién acompañaba a su pareja, un reciclador del sector, fue herida de muerte con un arma blanca. Según algunos testigos la mujer fue atacada al tratar de defender a su pareja quien discutía con un habitante de la calle en medio de una fila en una tienda del sector.

Según el informe Forensis “el homicidio de mujeres está siendo instrumentalizado por parte de la delincuencia común y organizada, dado que la mayor parte de estas muertes se da en la categoría venganza y ajuste de cuentas (cerca del 20% del total de mujeres); no se descartan los homicidios pasionales y en contextos de violencia doméstica, sintomáticos de una tipología impulsiva”.

Por esta razón, a pesar que el marco normativo de la Ley 1257 de 2008 ha permitido que las denuncias de violencia contra la mujer aumenten y que se generé algún tipo de concientización, como solicitó la Personería el día 28 de mayo cuando presentó su informe, se invita a las instituciones y al sistema judicial a fortalecer su capacidad y trabajo para investigar delitos en contra de la mujer y tomar medidas efectivas para su protección.

Comments are closed.