Ponen en marcha el dispositivo de seguridad para el clásico vallecaucano este jueves

0

Un total de 1.300 policías fueron habilitados por las autoridades para garantizar la seguridad para el partido de la semifinal de Copa Águila entre el Deportivo Cali y América. .

Pese a que no ingresarán hinchas al escenario deportivo el helicóptero Bell 407, equipado con tecnología de última generación también estará sobrevolando la ciudad.

Las acciones policiales también contarán con el apoyo de los uniformados adscritos a diferentes especialidades de la Policía como es el caso del modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, Grupo de Carabineros y Escuadrón Móvil Antidisturbios; además serán utilizadas herramientas específicas de movilidad como vehículos Duster, Camiones y patrullas motorizadas.

Se tendrá especial vigilancia en el Túnel Mundialista, estaciones del Transporte Masivo Integrado de Occidente (MIO) – cercanas al estadio y 62 puntos críticos donde comúnmente se dan cita hinchas de los diferentes equipos.

También realizaron el cierre de cuatro cuadras alrededor del Pascual Guerrero, ley seca en establecimientos comerciales cercanos y restricción a la aglomeración de barristas en espacios públicos de la ciudad.

La Alcaldía además estableció el toque de queda para menores de edad desde las 10:00 de la noche del jueves hasta las 6:00 de la mañana de este viernes.

Juan Pablo Paredes Secretario de Seguridad de Cali recordó que de acuerdo a las sanciones impuestas por la Comisión Local de Fútbol de Cali la semana pasada, la congregación de barristas o hinchas de cualquiera de los dos equipos en el espacio público de la ciudad está prohibida, por lo que los uniformados de la Policía Metropolitana de Cali aumentarán los patrullajes a través del plan cuadrantes.

“Quiero hacerle un llamado a los hinchas del fútbol de la ciudad para que seamos sensatos y tengamos como prioridad el sentido común. Entendamos que cualquier disturbio o cualquier anomalía en el orden público con ocasión del partido de mañana confirmará que, efectivamente, acá no se puede jugar fútbol y que el fútbol es un factor generador de riesgo para la ciudad, y eso no es buen negocio para nadie. Los caleños queremos volver como familia a los estadios. Si hay altercados es probable que no vuelva a haber fútbol en Cali”, dijo el Secretario.

Paredes Campo agregó que tanto los directivos del América como los del Deportivo Cali se han comprometido a enviar mensajes a sus hinchas y al público en general para que se viva en paz la fiesta del fútbol en el partido de este jueves.

“Hoy es la oportunidad para demostrar que se puede vivir el fútbol en paz”, concluyó el funcionario.

Comments are closed.