Una ciudad sitiada

0

Por: Richard Fredy Muñoz

@RichardFredyM Gpswebtv.com

El nuevo paro agrario nacional se extendió por casi dos semanas y sus consecuencias se sintieron con mayor rigor en el departamento del Cauca.

Los bloqueos en las carreteras fueron levantados luego de muchos intentos fallidos de concertación y anuncios frustrados del gobierno sobre arreglos que, al final, no eran respaldados por todos los sectores promotores de las movilizaciones.

Uno se pregunta, si se conocen de antemano las exigencias de las organizaciones indígenas y campesinas detrás de la protesta, ¿por qué esperar hasta el último momento, cuando las vías de hecho son inminentes, para establecer mesas de diálogo con los manifestantes?

Las autoridades reportaron que Chocó y Cauca fueron los departamentos más afectados en cuanto a movilidad, pero también se registraron bloqueos en Nariño, Cesar y Guaviare que afectaron el tránsito de vehículos de carga y de pasajeros.

El paro dejó además la tragedia del confuso incidente donde tres indígenas perdieron la vida y en las trifulcas por lo menos 83 personas resultaron heridas entre civiles y uniformados.

Esta semana la delegación del Gobierno nacional anunció los acuerdos con las comunidades del departamento del Cauca y se comprometió a entregar resultados de las investigaciones por la muerte de los tres indígenas. Como suele ocurrir al final de los paros, también prometieron que no habrá “judicialización” de los manifestantes.

En medio del caos por el cierre de la vía Panamericana, la Fuerza Aérea estableció un puente aéreo de emergencia entre Cali y Popayán para transportar ciudadanos, medicamentos y víveres, para resolver parcialmente la crisis de salud y abastecimiento que muchos llamaron “el sitio” a la capital del departamento.

¿Cuál es el saldo al final de esta confrontación que ya se volvió reiterativa cada año?

Según la Cámara de Comercio de Popayán, las pérdidas superan los ciento dos mil millones de pesos, y la espada de Damocles se sigue blandiendo sobre la cabeza del gobierno central. Recordemos que los voceros del CRIC advirtieron que permanecerán en asamblea permanente hasta que se refrenden, antes de tres meses, los mecanismos para la declaratoria de la emergencia económica, social y ecológica en los diez pueblos indígenas de este departamento.

¿Será que se cumplen los pactos o dentro de poco tiempo volveremos a repetir la misma situación?

Comments are closed.